El cepillado de dientes nocturno es el más importante por la acumulación de bacterias y de restos de alimentos diaria

Sólo el 56 por ciento de los españoles se lava los dientes tras las comidas, según un estudio de Vitaldent

El cepillado de dientes nocturno es el más importante por el "caldo de cultivo tremendo" que supone la acumulación de bacterias y de restos de alimentos diaria, según señala la responsable de Comunicación de Vitaldent, María Luisa de Lamor. Una encuesta realizada por la compañía revela que sólo el 56 por ciento de los españoles se lava los dientes tras las comidas.


A su juicio, "sobre todo" es importante el cepillado que se realiza antes de acostarse, ya que por la noche "la boca está más seca al no generarse tanta saliva", por lo que ésta no va a poder limpiar todos los residuos si no se produce una limpieza bucodental.

En ese sentido, la experta indica que la higiene bucal es "fundamental" para disfrutar de una buena calidad de vida, y es que, a lo largo del día, se ingieren alimentos, y bebidas edulcoradas y con cafeína, algo que repercute en que todo esto "se vaya acumulando". Por ello, manifiesta que "lo ideal" es cepillarse los dientes tras cada comida, ya que si no se hace periódicamente, esta acumulación "se va descomponiendo".

A causa de esto, y debido a que "hay gente que a lo mejor en el trabajo no tiene cepillo y dentífrico", insiste en la importancia del último cepillado de la jornada, por lo que apuesta por inculcarlo "tanto a niños, como a mayores". Para De Lamor, no ejercer estos hábitos provoca "que las bacterias ataquen al esmalte, y que las encías se inflamen y comiencen a sangrar", lo que deriva "en las enfermedades periodontales".

Éstas son "las grandes desconocidas", continúa la experta al tiempo que lamenta el hecho de que sean "las mas agresivas". Así, explica que hay dos niveles, siendo éstos "la gingivitis, que es la más inicial; y la periodontitis, la más avanzada".

Mientras que la primera se puede curar, la segunda sólo puede detenerse, motivo por el que apuesta por acudir al especialista al menor síntoma, aparte de las revisiones y limpiezas anuales o semestrales. Para ella, el profesional va a llegar "donde las personas no llegan con las herramientas que disponen".

SI SE ACUDE DEMASIADO TARDE, EL HUESO PUEDE ESTAR YA AFECTADO

Subrayando la importancia de usar hilo dental y un colutorio un par de veces por semana "para reforzar la higiene", De Lamor sostiene que, en ocasiones, se acude demasiado tarde al experto, por lo que, en ese momento, el problema ya empieza a afectar al hueso. En estas situaciones "el sarro ya se está comiendo la encía y el diente se va quedando sin sujeción hasta que se pierde".

Para evitarlo, además de lo expuesto, aconseja que el cepillado se realice de forma vertical, de arriba hacia abajo en los dientes superiores y al revés en los inferiores y que se llegue a todas las zonas de la boca. Además, destaca la importancia de cepillar también la parte interior de la dentadura y la lengua, así como la de cambiar el cepillo "cada tres meses".

Según expone De Lamor, la revisión, el diagnóstico y la limpieza bucal en Vitaldent "no tiene ningún coste", por lo que considera que si a día de hoy no se va al dentista "es por miedo". Así lo refleja el estudio sobre 'Prevención e Higiene Dental' que ha realizado la compañía por quinto año consecutivo en colaboración con la Universidad de Murcia.

Este trabajo, en el que han participado más de 2.000 personas de toda España, demuestra que el 29,4 por ciento sufre de miedo cuando acude al dentista. Ello a pesar de que el 26 por ciento considera que debería ir más a menudo a visitar a este profesional.

Por otra parte, el estudio arroja datos como el de que sólo el 56 por ciento afirma lavarse los dientes después de cada comida o el de que el 37,3 por ciento cambia de cepillo de dientes más tarde de los tres meses estipulados. Por último, se evidencia que el 26,9 por ciento cree que tiene algún problema bucodental.