El Cenieh y la UVA compartirán equipamientos para poner en marcha proyectos con los que competir en la Europa 2020

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh) y la Universidad de Valladolid (UVA) han firmado este miércoles un convenio marco que les permitirá compartir equipamientos para poner en marcha proyectos con los que competir en la Europa 2020.

 

Así lo han trasladado el director del Cenieh, Alfredo Pérez, y el rector de la UVA, Marcos Sacristán, durante el acto de rúbrica del acuerdo del que, según el investigador, lo "importante" es llegar a proyectos en el horizonte europeo de 2020.

 

Ese objetivo constituye una "muy buena oportunidad" para comprobar qué equipos son capaces, de manera conjunta, de "competir en Europa", extremo compartido por Sacristán, quien se ha mostrado "seguro" de que experiencias anteriores les han puesto en condiciones de "usar al máximo" los nuevos instrumentos.

 

En este sentido, ha abogado por "potenciarlos y participar con éxito" en proyectos internacionales, lo que para la investigación "es una condición de subsistencia" debido a la "poca atención" que le prestan las autoridades.

 

El Cenieh, nacido en 2004 y centrado en la investigación científica de la evolución humana, de hace seis o siete millones de años en adelante y desde hace 2,6 millones de años en adelante, cuando apareció el género "homo", está abierto "a terceros", según ha recalcado su director, quien se ha referido al "tejido social y empresarial".

 

Tras precisar que existe una doble vertiente, la de investigación arqueológica y la de las infraestructuras que pueden aportar a la universidad y a la Comunidad Autónoma, Pérez ha destacado, en referencia a esta última, que el objetivo se centra en "potenciar, aunar y hacer sinergias" con sus equipamientos y técnicos.

 

La colaboración con empresas de Burgos, a las que brinda apoyo técnico, se hace extensiva a todo el tejido empresarial. "Tenemos instalaciones muy caras y versátiles", ha destacado antes de añadir que cuentan con "muchos" equipamientos (instrumentación para Geocronología como Luminiscencia, Resonancia Paramagnética Electrónica o series de uranio paleomagnetismo) capaces de ser utilizados por terceros "y si es la industria, mejor".

 

"Hay que ponerla a disposición del tejido industrial de los alrededores", ha incidido antes de que el rector de la UVA haya aclarado que ahora, en su condición de "socios", se darán preferencia a la hora de solicitar sus servicios en aspectos como la investigación de muestras arqueológicas.

 

La colaboración establecida oficialmente este miércoles prevé "toda una amplia serie" de ámbitos de colaboración, desde el uso común de instrumentos, intercambio de profesores, hasta el desarrollo de tareas docentes e investigadoras orientadas sobre todo al postgrado.

 

Además, se apoyarán iniciativas de elaboración de protocolos, normas técnicas, sistemas de acreditación y evaluación a través del apoyo entre laboratorios, departamentos y servicios para la investigación y para labores de asesoría.

 

Engloba, según ha precisado el rector, "todo lo que implica el desarrollo de la investigación y su difusión", a lo que ha sumado el hecho de que a partir de este momento "conseguirán potenciar", entre otras actividades, una estrategia para las universidades de Valladolid, Burgos y León, integrantes del Campus de Excelencia triangular E3, y centrada en la evolución humana.