El CB Valladolid vuelve a sentirse equipo

El club morado ha presentado este martes a Sinanovic, Porta, Antonio Izquierdo e Iván Martínez. Tan solo ha sido el primer paso, ya que entre jueves y viernes le tocará al resto de la plantilla.

Poco a poco, y después de un verano peliagudo, el Club Baloncesto Valladolid regresa a la normalidad, empieza a ser equipo. Si hace unos cuantos días se entrenaban los jugadores juntos por primera vez y el martes se disputaba el primer amistoso, tocaba que la plantilla empezara a dar la cara en sus respectivas presentaciones. Este miércoles era el turno de Sinanovic, Antonio Izquierdo, Iván Martínez y Porta, a los que se unirá el resto entre jueves y viernes.

 

Estaba claro que no podían ser otros los primeros que los veteranos, los que ya conocen por dentro el club, a excepción de Iván Martínez, que casi como si lo fuera después de pasar por las categorías inferiores del equipo. Precisamente el escolta fue el primero en tener la palabra. “Vuelvo a casa en busca de una oportunidad. Estoy plenamente recuperado de mi lesión, algo por lo que estoy muy agradecido a Palencia y Valladolid, que son los que me han ayudado. Ahora toca trabajar”.

 

Muchos años, cuatro, han pasado desde que se marchara al CB Promobys “a buscar minutos”, como él dice. Después probaría suerte en el Clínicas Rincón, en el Tarragona Básquet y finalmente, el año pasado, en el Palencia Baloncesto. “He conocido la cara buena y la mala de este deporte”, asegura. “Casas me ha pedido que aporte trabajo diario, constancia, trabajo defensivo y cree química en el vestuario”. Algo clave para la permanencia, sin duda.

 

Fue entonces el momento de los conocidos, al menos de los más recientes. El primero el que por cierto será nuevo capitán según desveló Vela antes de darle paso, Antonio Porta. “Ser capitán es una responsabilidad, pero algo que me gusta. No es algo nuevo, ya lo hice en otros equipos. Soy de esos jugadores que creo que además de aportar en el campo puedo y debo hacerlo fuera”, explicó el base, antes de expresar su opinión de la marcha del club.

 

“El trabajo está siendo clave estos días. Se ha hecho un equipo rápidamente pero de manera inteligente, y creo que es importante que precisamente los cuatro que estamos hoy aquí demos la cara. Soy positivo, la verdad”.

 

VERANO COMPLICADO

 

Los dos últimos fueron los que probablemente hayan tenido el verano más complicado, cada uno en su aspecto. Así al menos se sentía Izquierdo. “La llamada de la U20 fue una demostración de que había trabajado bien el año pasado, pero lo cierto es que este verano ha sido complejo, extraño. Ser el único jugador que tenía contrato y ver cómo se iban yendo el resto… Al menos ahora parece que las cosas marchan”, observó cuando le tocó sentarse delante de los micrófonos.

 

“Estaba claro que tenía que esperar al Valladolid, por el lazo que tengo aquí y claramente por mi contrato”. Por cierto que el base-escolta no se toma el no jugar ni un minuto del partido de este martes ante el Quesos Cerrato como “un palo”. “Fue por decisión técnica, ahora tengo que trabajar el doble para demostrar que puedo ser mejor que los que tengo delante, que sé que son mejores”.

 

Por último le llegó la palabra al gigantón Sinanovic, que comenzó con unas sorprendentes palabras en las que dejaba patente que seguía en Valladolid “porque era la única oferta seria que tenía”. “Este año no estaba Eduardo Pascual, y la verdad es que la posible situación económica impone un poco, pero no tenía mejor opción. Confío en que este año nos vaya mejor, desde luego yo quiero asumir más responsabilidad”.

 

Y es que considera que tiene mucho por mejorar respecto a la temporada pasada. “Quiero ayudar a que el resto de gente se acople, y sobre el campo puedo dar mucho más de mí. El juego interior de este año parece mucho más completo que el del año pasado pese a la marcha de Nacho con la llegada de los dos griegos. Creo que tenemos una plantilla muy buena”.

 

ABONADOS Y PATROCINADOR

 

Como no podía ser de otra manera, Juan Vela hizo de anfitrión para la presentación y aprovechó para comentar la marcha de la campaña de abonados, por ahora con 674 socios. “Es normal que todo vaya más rápido, incluso el tema de los abonados. Si todo en el club va tan rápido, es lógico que también la gente se apunte más rápido. En todo caso, es bueno ver que ante una situación complicada la gente a la que le gusta el baloncesto en Valladolid responde”.

 

En cuanto al posible patrocinador, el presidente de la Fundación Baloncesto Valladolid explicó que “el huevo está a punto de salir”, hasta el punto de que esta misma semana podría haber novedades, si bien no sería un fracaso si no fuera así. “Estamos en la fase final, pero no solo del que podría ser el principal, sino de varios secundarios. Es evidente que el objetivo es conseguir el mayor número posible para cubrir deuda”.