El CB Valladolid sucumbe en Zaragoza y cierra el año con una nueva derrota

Damjan Rudez (31 de valoración) lideró un cómodo triunfo del CAI Zaragoza, que se impuso al CB Valladolid por 95-79, para cerrar de manera brillante su exitoso 2013. 

95 - CAI Zaragoza (20+28+26+21): Llompart (11), Urtasun (6), Rudez (25), Sanikidze (6) y Jones (17) -cinco inicial- Roll, Tomás (7), Tabu (18) y Fontet (5).
 

79 - CB Valladolid (20+15+22+22): Rowe (4), Martínez (8), Andusic (12), Johnson (12) y Haritopoulos (10) -cinco inicial- Cvetinovic (8), Vilhjalmsson (10), Sinanovic (10), Suka-Umu y Sanders (5),
 

Árbitros: Martín Bertrán, Guirao y Cardús. Excluyeron por cinco faltas personales al visitante Vilhjalmsson en el minuto 37
 

Incidencias: partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga Endesa celebrado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 8.575 espectadores.

El CAI Zaragoza despidió su histórico año 2013 con una clara y cómoda victoria frente al colista CB Valladolid que le consolida en la lucha por volver a clasificarse para la Copa del Rey que dejó un dulce sabor de boca a sus seguidores.

 

Con este triunfo además, los maños se aprestan a comenzar el año recibiendo al rival más complicado esta temporada de la Liga Endesa, el intratable Real Madrid que visitará el próximo sábado 4 de enero el pabellón zaragozano con su casillero de derrotas sin estrenar y una racha inmaculada de 25 victorias.
 

Los zaragozanos comenzaron algo agarrotados el encuentro, lo que les llevó a cometer muchas imprecisiones y jugar a ráfagas y con continuos altibajos en sus acciones pero dominando, casi siempre, en el marcador, aunque su rival fue capaz de mantener el ritmo.
 

En los diez primeros minutos de juego por parte maña únicamente Damjan Rudez, Joseph Jones y Viktor Sanikidze fueron capaces de encestar, una labor que los hombres de Ricard Casas tenían bastante más repartida y hasta seis de sus jugadores sumaron puntos.

 

El desacierto en los lanzamientos de los zaragozanos tenía su mejor exponente en el baseJonathan Tabu que falló sus primeros seis lanzamientos hasta que entró en racha y sumó ocho puntos consecutivos que permitieron darle la vuelta al 20-24 del comienzo del segundo cuarto.
 

Al belga se unió en la tarea anotadora Albert Fontet para totalizar un parcial de 12-0 que abrió la primera brecha en el marcador y obligó a Casas a pedir un tiempo muerto para tratar de frenar el vendaval que se les estaba viniendo encima.
 

Los rojillos vivieron sus mejores momentos de juego y un triple de Rudez que rompió el monopolio anotador de Tabu y Fontet, con 17 puntos consecutivos en el segundo cuarto, elevó la ventaja local por encima de los diez puntos por primera vez en el choque (40-28).
 

Los vallisoletanos únicamente fueron capaces de equilibrar el intercambio de canastas para irse al vestuario con trece puntos en contra (48-35).
 

En la reanudación, el intercambio inicial de canastas lo rompió el acierto de Rudez, el jugador más entonado de los locales y más valorado al finalizar el choque con 31 puntos, al que sus defensores no encontraban la manera de poner freno a sus acciones y llevó a su equipo con un triple a alcanzar por primera vez la barrera de los veinte puntos (68-48).
 

Casas trató de romper el ritmo del juego situando a sus hombres en zona pero lo único que consiguió fue frenar la escapada de su rival para iniciar los diez últimos minutos de juego con una desventaja inferior a la veintena de puntos (74-57).
 

El partido ya estaba resuelto a falta de diez minutos y el último cuarto los pucelanos trataron de maquillar lo máximo posible su derrota frente a un rival que bajó algo su intensidad defensiva lo que facilitó la labor anotadora de sus adversarios.