El CB Valladolid no encuentra el fondo del pozo y se humilla ante el CAI Zaragoza (68-96)

ACB

Hasta 17 triples anotó un CAI Zaragoza que desbordó desde el inicio al CB Valladolid, con Michael Roll y Damjan Rudez como máximos anotadores para rozar el Playoff.

FICHA TÉCNICA:

 

68 - CB Valladolid (17+13+15+23): Pozas (1), Martínez (2), Drenovac (7), Omari Johnson (17), Haritopoulos (13) -cinco inicial-, Andjusic (14), Mack (2), Armon Johnson (6), Manzano (2), Vilhjamsson (2) e Izquierdo (2).



96 - CAI Zaragoza (28+17+25+26): Llompart (4), Roll (21), Rudez (25), Sanikidze (13), Norel (14) -cinco inicial-, Jones (8), Tabu (1), Stefansson (6), Fontet (1) y Marín (3).



Árbitros: Conde, Calatrava y Martínez Díez. No hubo eliminados.



Incidencias: Encuentro correspondiente a la Jornada 32 de la Liga Endesa, disputado en el pabellón Pisuerga ante 1.500 espectadores.

El CAI Zaragoza alardeó de acierto exterior (17 de 33 en triples) y sumó una fácil victoria ante un CB Valladolid que volvió a demostrar su bajo nivel anímico y su escasa capacidad competitiva, cuyo mejor ejemplo fue el 52 de valoración (con cuatro jugadores en negativo) por el 129 de los maños.



Que a los vallisoletanos se les está haciendo agónica la temporada se vio reflejado desde el inicio del partido, en el que los zaragozanos endosaron un parcial de 0-13 en dos minutos, gracias al acierto desde el exterior de Damjan Rudez y Michael Roll, que lanzaron con gran comodidad.



La falta de concentración de los locales les hizo ir a remolque y, aunque se notó cierta mejoría en el plano defensivo y mayor capacidad competitiva tras la entrada de Lamont Mack y Armon Johnson, el cuadro aragonés no bajó la guardia, con lo que llegó al final del primer cuarto con 11 puntos de renta (17-28).



El CB Valladolid, de la mano de un peleón Djordje Drenovac, recortó distancias para situarse a cinco puntos (23-28), que obligó a José Luis Abós a solicitar un tiempo muerto, tras el cual el CAI Zaragoza recuperó la intensidad defensiva y volvió a recuperar esa renta de once puntos (27-38).



Además, Henk Norel dominaba la pintura con claridad, y los vallisoletanos se mostraron poco efectivos en todas las facetas y, esa falta de acierto (10% en tiros de tres) y de tensión derivó en mayor poderío para los maños, que llegaron al descanso con 15 puntos más en su casillero (30-45).



Tras la reanudación, más de lo mismo, con un CAI muy asentado y relajado ante un CB Valladolid sin ningún entusiasmo ni motivación, lo que se tradujo en continuos fallos y en una floja defensa, cuyo fruto fue una renta de 24 puntos para el cuadro visitante (34-58), ya que no desaprovechó su potencial desde la línea de 6,75.

 

Y precisamente ese recital de triples (al que se unió Jon Stefansson en el tercer cuarto) dejó el resultado en un significativo 45-70, aunque los zaragozanos llegaron a disfrutar de una renta de 32 puntos (38-70) que se encargaron de recortar Armon Johnson y Danilo Andjusic.
Quedaba un último cuarto que fue un mero trámite para el CAI Zaragoza que, consciente de que no había rival, se limitó a disfrutar del juego para sumar una fácil victoria, en la que tuvieron especial protagonismo Rudez (7 de 8 en triples para 28 de valoración) y Roll (21 puntos).

 

*Crónica de ACB.com