El CB Valladolid deja en manos de Rowe la decisión de jugar el sábado contra el Real Madrid

El jugador argumenta que no ha cobrado, pero el club dice que el base está en la misma situación que el resto de la plantilla y este viernes podría hacer un ingreso general a todos los jugadores.

Jason Rowe ha adoptado la actitud típica de un jugador experimentado y de vuelta de casi todo. Ante la oportunidad de lucirse frente al Real Madrid está su deseo de tener las cuentas al día y eso, en el CB Valladolid actual, es un problema.

 

Rowe ha amenazado con no jugar el sábado si no cobra antes de este partido que abre la segunda vuelta de la Liga. Pero el club no se lo puede garantizar y se limita a explicarle que este viernes tiene previsto realizar un ingreso general de dinero para toda la plantilla. Falta por despejar si será suficiente para saldar su deuda, la misma que el resto del compañeros de aproximadamente un mes y medio de retraso. 

 

La directiva del CB Valladolid no va a hacer distinciones. El dinero será para repartir y la decisión de jugar la tendrá que adoptar el jugador. Si no lo hace, sabe que puede enfrentarse a una sanción ante la FIBA. 

 

No obstante, la postura de una nueva espantada en la plantilla no preocupa al club. Es más, ahora está sumido en un planteamiento de renovar la plantilla para afrontar la segunda vuelta de la Liga con mayores garantías deportivas sin saltarse el presupuesto que tiene para este capítulo.