El CB Valladolid deberá devolver al Ayuntamiento la subvención de 2013

El tiempo se prorroga y el fin del Baloncesto Valladolid parece próximo. El gobierno de Puente ha optado por mostrarse cauto, pero afrontando que la situación es ya casi insostenible. TRIBUNA

En plena pelea por cobrar la de 2014, la Junta de Gobierno del Consistorio ha hecho público este viernes que exige la devolución de casi 400.000 euros por incumplimiento de una cláusula.

Malas noticias para el Club Baloncesto Valladolid. Todavía peores, sí. En plena pelea por cobrar la subvención del Ayuntamiento de Valladolid de 2014, de lo cual depende completamente su supervivencia, el Consistorio ha hecho público este viernes tras su Junta de Gobierno que la Fundación Baloncesto Valladolid deberá devolver los casi 400.000 euros, 390.090 para ser exactos, que le fueron concedidos en 2013, además de 27.126 euros por intereses de demora.

 

El club morado se encuentra de esta manera entre la espada y la pared, consciente de que no puede permitirse la devolución, o más bien el pago ya que ese dinero ya ha sido invertido, para subsistir. El problema yace en que, tal y como denunció el Grupo Municipal de Izquierda Unida hace unos días, en la subvención de 2013 la Fundación Baloncesto Valladolid incumplía una cláusula del nombrado convenio, aquella que hablaba de "mantener sus cuentas saneadas y equilibradas".

 

Así las cosas, la Junta de Gobierno entiende que hay "incumplimiento" basándose en las "importantes pérdidas registradas en el periodo 2012-2013", del incremento de deudas contrastado y de los problemas de liquidez existentes a corto plazo.

 

Ha sido la Concejalía de Hacienda y Función Pública la que inició el pasado martes el expediente de reintegro, toda vez que fueron desestimadas las alegaciones de la Fundación relativas a la vigencia del convenio. Desde este mismo momento el club cuenta con 35 días para devolver el dinero.