Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El CB Valladolid, al borde del abismo por no recibir la subvención de 2014 del Ayuntamiento

Alfredo Blanco, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valladolid.

El Club Baloncesto Valladolid se encuentra al borde del abismo económico al no haber recibido la subvención municipal correspondiente a 2014. Si no consigue cobrar esta aportación, su futuro podría estar abocado a la desaparición.

Los proyectos de futuro del Club Baloncesto Valladolid se pueden venir abajo por culpa de una subvención municipal que no llega, según una información desvelada este viernes por Radio Valladolid. La entidad no ha cobrado los 393.000 euros que tiene asignados como ayuda anual del Ayuntamiento de Valladolid porque el interventor no da de paso la documentaciónn presentada. Esta cantidad, en buena medida destinada a pagar el concurso de acreedores, puede provocar una situación irreversible que aboque al club a su disolución.

 

Cuando parecía que el club tenía encauzada la situación económica, llega ahora este revés. El CB Valladolid había negociado con Hacienda y la Seguridad Social un reparto porcentual del canon de descenso de la ACB (1,8 millones de euros), lo que suponía enjugar de manera significativa su deuda. Al mismo tiempo, tenía establecido un calendario de pagos para afrontar los compromisos del concurso de acreedores que iba a sufragar en buena medida con la subvención municipal de 2014.

 

Sin embargo, la intervención del Ayuntamiento de Valladolid se niega a dar el visto bueno a este pago porque no aprueba la documentación presentada por el club y le ha pedido que aporte nuevos documentos. En el Club Baloncesto Valladolid no entienden esta inflexibilidad ya que en años anteriores la situación económica era aún más complicada y el interventor dio el visto bueno a ese pago.

 

El concejal de Deportes y Hacienda del Ayuntamiento de Valladolid, Alfredo Blanco, aseguró a este periódico que la situación está en manos del interventos municipal. "Si no autoriza el pago no se puede pagar hasta que toda la documentación esté en regla. Yo quiero que se ejecute este pago, pero la cuestión está en manos de la intervención", dijo dejando en manos del interventor toda la responsabilidad y esquivando cualquier afección política en este caso.

 

El club ha preparado un nuevo informe documental para poder recibir este dinero, fundamental para su funcionamiento ordinario en un momento deportivo óptimo y con la deuda estructurada para pensar en nuevos proyectos que pueden venirse abajo si no se consigue desbloquear una situación incomprensible según reconocen las partes afectadas.