El caudal del Pisuerga a su paso por Valladolid crecerá hasta los 400 metros cúbicos aunque la situación es normal

El caudal del río Pisuerga a su paso por la capital vallisoletana alcanza los 300 metros cúbicos por segundo pero se espera que llegue a los 400 metros cúbicos debido a las lluvias de los últimos días que ha provocado crecidas en los afluentes de la zona alta de este río.

 

Así lo ha explicado a Europa Press el presidente de la CHD, José Valín, quien a pesar de que el agua ha llegado hasta la zona de las casetas ubicadas en las márgenes del Pisuerga, ha asegurado que la situación es "absolutamente normal" y está  muy lejos del caudal que se alcanzó la pasada primavera, que fue de 1.000 metros cúbicos.

 

Valín ha indicado que el caudal superará los 400 hectómetros cúbicos a lo largo de la jornada ya que los ríos no regulados, como el Arlanza, Camesa o Lucio, han crecido por las lluvias y son quienes aportarán caudal al Pisuerga.

 

Por otro lado, el presidente de la CHD  ha reconocido que en Nochebuena los "mayores problemas" se dieron en afluentes, como fue el caso del Órbigo a su paso por Cebrones (León) o el Esla en la zona de Benavente (Zamora), lo que llevó a que el Servicio de Alertas enviará los correspondientes partes a Protección Civil, que es quien se encarga de avisar a los municipios "en caso de situaciones alarmantes".

 

No obstante, José Valín ha recalcado que el Pisuerga no superará los 500 metros cúbicos, lejos de los 1.000 que se alcanzaron la pasado primavera, mientras que la cuenca del Duero "lleva una cantidad de agua moderada".