“El Casino Roxy puede acercar el juego a muchos jóvenes que hasta ahora lo desconocían”

Ángel Aranzana, presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid, en la sede. DANI RODRIGUEZ.

Ángel Aranzana, presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Recuperados de Valladolid, advierte de los riesgos de traer una sala de juego al centro de la ciudad, sobre todo para aquellos que no han jugado.

LAS FRASES

 

"Ahora el Casino será más accesible, también para los jóvenes. Cada vez se lo ponemos más fácil para que empiecen a jugar"

 

"Incluso en los partidos de fútbol, que son en horario protegido, podemos ver anuncios de apuestas cada dos minutos"

 

"La adicción al juego empieza a tener en consideración en Castilla y León desde hace poquito, en otros lados no es así"

 

"Para un ludópata diagnosticado no supone nada, porque tenemos una auto prohibición que nos impide entrar. En las salas de juego más pequeñas es diferente"

 

"El problema va a estar para los que se inicien con la apertura del Casino, más que para los ya diagnosticados"

Ángel Aranzana tan solo lleva un mes como presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Recuperados de Valladolid (AJUPAREVA), pero sabe perfectamente de qué va esto. Hasta hace no mucho tiempo él mismo tenía ese problema que le hacía entrar a una sala de juego y dejarse hasta el último céntimo de su cartera, hasta el último centavo de su sueldo, algo a lo que consiguió poner fin gracias a su familia y mucha ayuda.

 

Y es que un jugador compulsivo no consigue recuperarse hasta que, en primer lugar, reconoce su problema. Precisamente por eso la apertura del nuevo Casino Roxy en la céntrica calle de María de Molina de Valladolid es un potencial peligro, sobre todo para los más jóvenes, al menos a ojos de AJUPAREVA.


 

¿Cómo valoran la apertura del nuevo casino en el centro de la ciudad?

 

Hace tiempo que nos opusimos a su instalación, se pusieron alegaciones para que esto no ocurriese. Al estar lejos de Valladolid era menos accesible, pero ahora sí que lo será sobre todo para gente joven. Esta es la problemática que tenemos cada vez más ahora mismo, que se está reduciendo la edad tanto para el juego directo con casinos como en el on line. En todo caso el juego en sí no es malo, es una actividad que hasta podría ser placentera para una persona normal, pero nosotros ya llevamos 2.500 familias atendidas en 25 años de existencia. No digo más.

 

Realmente da la sensación de que cada vez es más fácil acceder a estas apuestas.

 

Desde luego, ya lo ves en televisión o en cualquier lado. Esto lo anuncia Rafa Nadal, todos los jugadores del Real Madrid con la propagando de Bwin, en los partidos de fútbol que tienen horario protegido para los niños, cada dos minutos sale un anuncio... Eso lo ven los chavales. Se les dice que jugar no es malo y cada vez se acerca más a la población.

 

Ya digo que en su día nosotros protestamos por la aparición del Casino, nosotros y otras asociaciones e incluso salas de juego, que entendían que les quitaban clientela. La base importante es esa, que cada vez quieren captar a más gente, y por ello se les dieron todas las facilidades del mundo como tirar un cine emblemático de Valladolid.

 

Desde luego, hasta hace un par de años no se podían trasladar los casinos de cualquier manera, hasta que lo cambió la Junta de Castilla y León.

 

Sí, eso se cambió. Tengo entendido que esta ley se varió para poder meter aquí el Casino, aunque desconozco si solo a nivel municipal o a nivel regional también. Hay que tener en cuenta que se hicieron muchas protestas en su día y todo terminó con el cambio de leyes.

 

¿Y cuál fue la respuesta del Ayuntamiento de Valladolid a estas quejas vuestras?

 

Ninguna. Hubo quejas y si estaba mal redactado el proyecto, porque las protestas que se hicieron en su día fueron en base a que no cumplía la ley, se cambia y ya está.

 

¿Considera que podían haber pensado más esto desde el Ayuntamiento y no solo en el beneficio económico?

 

Bueno, hay que tener en cuenta que la ludopatía se ha reconocido como enfermedad adictiva sin sustancias hace muy poquito. En Castilla y León estamos todavía en bragas, empezando a reconocerse como una adicción. En Andalucía, por ejemplo, lleva reconocido muchos años. Suena difícil de creer después de 25 años trabajando, pero...

 

Ángel Aranzana posa con la foto del doctor Blas Bombín, fundador de la Asociación. DANI GUTIÉRREZ

 

Hablaba antes de lo peligroso que puede ser el Casino para los jóvenes.

 

Imagina a chavales que se van a juntar un jueves o un viernes por la noche de juerga. Van a terminar muchos allí, eso está claro. Es que está en todo el centro de Valladolid, no en el extrarradio o en un pueblo a las afueras. Cualquiera que esté por ahí puede terminar perfectamente allí.

 

¿Y qué supone para un ludópata tener una sala de juego tan grande cerca?

 

No supone nada, porque tenemos una hoja que nos impide entrar, lo tenemos auto prohibido, tanto en casinos como en bingos de toda España. Yo hace seis años cuando entré aquí lo solicité, fui a la comisaría de San Pablo y me lo auto prohibí. Es así con muchos, por no decir la mayoría. Eso sí, en casinos y bingos, porque en una sala de juego es diferente, cualquiera puede entrar y no te piden nada.

 

Entonces para un ludópata diagnosticado la apertura del Casino no supone tanto, ¿no?

 

No, a menos que se quite la auto prohibición. Se supone que todo el mundo diagnosticado está concienciado, pero el problema es para aquellos que se inicien, que lo vayan a tener ahora tan a mano.

 

¿Cómo se trata a una persona que llama a AJUPAREVA?

 

Suelen llamar los familiares y primero tenemos una entrevista, son ellos los que se enteran que de la noche a la mañana tienen en casa a una persona que produce un descalabro económico. Les contamos, vienen aquí y les damos información, tanto al familiar como al enfermo, a quien se hace una acogida y se les deja hablar. Nos cuenta lo que tiene y su problema, se le pasa para hacer un estudio con una trabajadora social y hace una batería de test, hasta que se le diagnostica como tal. Tenemos tres terapias a la semana por separado y luego también las hay de manera conjunta con la familia.

 

¿Y cuándo está esa persona rehabilitada?

 

Suele valorarlo el doctor, aquí normalmente no hay fecha, no hay tope de años. Uno de los socios fundadores ha hecho veinticinco años, por ejemplo. Aquí es cuando la persona se considere rehabilitada o quiera irse. Lo habla con el doctor y este puede dar el visto bueno, o decirle que necesita más terapia. La gente suele quedarse bastante tiempo, aunque sea ayudando después.

 

¿Han pensando en algún tipo de protesta o alegato más hasta la apertura del Casino?

 

No, en principio no. Estamos en contacto con las autoridades, siempre nos ofrecemos para ayudarles, aunque la prevención se supone que ya la lleva la Junta de Castilla y León. Es lo único que podemos hacer ahora mismo, quedarnos un poco a la expectativa. No puedo decir que le desee lo mejor al Casino, pero sí a la gente que entra dentro.