¿El Casino en el Roxy? No tan sencillo

Una de las salas de proyección del cine Roxy. FOTO: BORIS GARCÍA

El cierre definitivo de los cines Roxy anuncia, en principio, la llegada del Casino de Castilla y León al centro de Valladolid. Sin embargo, las gestiones no están tan avanzadas como parecía.

El Consejo de Administración del Casino de Castilla y León no ha firmado todavía el compromiso de trasladar la actividad de juego al edificio del Roxy. Es más, los consejeros solo han aprobado un presupuesto para ese supuesto traslado que no superaba los 3 millones de euros, aunque en algunos momentos de este planteamiento se ha llegado a poner encima de la mesa la cifra de cinco millones como máximo, muy lejos de la inversión publicada que triplicaría esos números.

 

Fuentes próximas al Consejo de Administración del Casino consultadas por este periódico reconocían que "el edificio del Roxy todavía no está alquilado", situación que también ratifican desde el entorno de Enrique Cerezo, el empresario cinematográfico y presidente del Atlético de Madrid propietario del histórico inmueble de 1936.

 

La llave del Consejo la tienen los hermanos Navarro Izquierdo que, junto a Fermín Vicente, suman el 51% del accionariado. Pero no tienen nada claro que sea una buena operación económica para el Casino y, más bien, ubican toda esta situación en una idea planteada por el director general del mismo, Javier Herrero, como la mejor opción para solventar los problemas económicos que viene atravesando desde hace años el Casino de Boecillo.

 

"Hace tiempo que Javier Herrero tiene esta idea en la cabeza, pero es más una propuesta suya que solo encajará si cuadran los números. Es evidente que el Casino sería más viable en Valladolid, pero la inversión tiene que ser muy medida", aseguran fuentes del Consejo de Administración a este periódico.

 

Paralelamente, la paciencia de Enrique Cerezo tiene sus límites y el empresario ya ha mostrado en más de una ocasión su malestar por no poder concretar el alquiler del Roxy para la nueva actividad.

 

El proyecto del director general del Casino supondría el traslado de la actividad del juego a Valladolid, para mantener en Boecillo toda la rama de restauración. Pero de momento, solo se trata de un proyecto que de momento dejará cerrado el Roxy a escasos metros de otra instalación histórica de Valladolid, el teatro Lope de Vega, que lleva años sin actividad.

Noticias relacionadas