El Capitán América será negro, y Thor, una mujer

 Marvel quiere acabar así con la imagen de un superhéroe machista y racista. 

La renovación de personajes en el mundo del cómic no es nueva, pero el último anuncio de Marvel ha sacudido los cimientos de la editorial de cómics como poco veces había ocurrido en el pasado.

 

A partir de ahora, el Capitán América, el gran héroe americano creado durante la segunda guerra mundial (meses antes de que EEUU desembarcase en Europa) será negro. Y Thor, el dios nórdico del rayo, pasará a ser una mujer.

 

Ninguno de estos dos cambios lo será de forma temporal, sino que continuarán con las historias clásicas aunque con protagonistas distintos.

 

Los motivos de esta muda de piel son claros: Marvel quiere acabar con la imagen de un superhéroe machista y racista y además busca ampliar su mercado de lectores hacia un público femenino cada más entusiasta del cómic.

 

Pero tal vez para algunos de los lectores más veteranos de estas historias la nueva dinámicade la editorial no les convezca demasiado. Tras el anuncio las redes sociales se llenaron de mensajes tanto a favor como en contra, con posturas muy encontradas.

 

En cualquier caso, hay que recordar que no es la primera vez que la editorial de cómics Marvel (al igual que su gran rival en el mercado, DC) somete a sus personajes a las realidades sociales imperantes en la actualidad para darles un mayor realismo e implicarde forma más directa al lector.

 

En 2012 el personaje Jean-Paul Beaubier, más conocido por su alter ego Estrella del Norte (Northstar), dio el "sí quiero" a su novio en Nueva York, en la primera boda gay de un superhéroe.

 

La incógnita ahora está en si el resto del equipo de Los Vengadores, sobre todo Iron Man y Hulk, sufrirán también cambios en sus protagonistas. Habrá que estar atentos a los anuncios de Marvel.