El caos de Ciudadanos en Valladolid: el número uno no habla con la número dos

Luis Fuentes, Albert Rivera y Jesús Presencio, en un acto de campaña en Valladolid.

Jesús Presencio, cabeza de lista de la formación naranja por Valladolid, no tiene contacto con Pilar Vicente, que será portavoz en la Diputación, ni con el resto de portavoces de los diferentes grupos municipales.

El caos de Ciudadanos en Valladolid tiene nombre propio: Jesús Presencio. El cabeza de lista ya protagonizó una campaña electoral singular, por su cuenta y sin la mínima coordinación con el resto de la candidatura. Respaldado desde Barcelona por Matías Alonso, una de las personas más cercanas a Albert Rivera, parece explotar ese respaldo en un absoluto autismo político que ya le pasó factura en las elecciones con unos resultados por debajo de sus expectativas.

 

La dirección regional de Ciudadanos es consciente de esta situación, pero apela al paso del tiempo para asentar el trabajo tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación Provincial, donde han conseguido un representante clave para la estabilidad política del Partido Popular que necesita su apoyo para gobernar con mayoría estable.

 

La número dos de la lista por Valladolid, Pilar Vicente, apenas tiene contacto con el número uno, Jesús Presencio. Es más, Presencio no responde a las llamadas que le han realizado desde los diferentes grupos políticos que conforman el arco municipal. Aún así, en su condición de cabeza de lista, este ex empleado del Banco Santander asumirá la portavocía del grupo en el Ayuntamiento (57.746 euros brutos al año), y Pilar Vicente será la portavoz de Ciudadanos en la Diputación Provincial.

 

Lo más rocambolesco de todo es la asunción por parte de Ciudadanos de esta situación, que en su momento llegará al Comité correspondiente del partido para su posterior análisis una vez que hayan comenzado a rodar los mandatos municipales y provinciales. De hecho, en la primera propuesta de lista que envió Ciudadanos Valladolid, la composición era, por este orden: Pilar Vicente, Manuel Soler y Jesús Presencio. Desde Barcelona se invirtieron las posiciones para colocar a Presencio primero, seguido de Pilar Vicente y Soler como número tres. Finalmente, Ciudadanos solo consiguió dos concejales.