El BSR Valladolid vende cara su derrota ante el potente Ilunion

El entrenador del BSR Valladolid, durante un tiempo muerto.

Los vallisoletanos estaban a seis puntos del Ilunion (49-43) a falta de cuatro minutos para el final.

Muy poco le faltó al Fundación Grupo Norte para dar la sorpresa en Madrid y llevarse la victoria, pero Bywater se mostró intratable e impidió que los vallisoletanos culminaran el gran partido realizado ante uno de los mejores equipos de Europa, que este año luchará una vez más por proclamarse campeón continental. Aunque fue por detrás en el marcador desde el ecuador de la segunda mitad, el conjunto morado nunca bajó los brazos y se entregó al máximo para llegar en las mejores condiciones a la siguiente fase por el título, si bien no pudo rematar su buen trabajo y cayó por 59-46, un resultado demasiado abultado para lo que se vio en el choque.

 

Los vallisoletanos salieron con ganas, a pesar de ser conscientes del nivel de su rival y de que tenían que hacer un partido redondo para poder dar la sorpresa, y esa fue la premisa, tratar de tú al Ilunion, sin miedo y con la máxima concentración, lo que se tradujo en un primer cuarto de una intensa defensa y un ataque organizado en el que destacó Jasso, que les permitió llegar al final del primer cuarto con una ventaja de dos puntos (13-15).

 

La renta de seis puntos lograda por el Fundación Grupo Norte en los compases iniciales se diluyó hasta cambiar el rumbo del encuentro, gracias al acierto de Bywater desde la línea exterior y al buen hacer de Latham en la pintura, que se añadió a una defensa más presionante de los madrileños. De Castro solicitó un tiempo muerto e introdujo a Robles y Bártolo en la pista, que volvió a dar momentáneamente la rienda a su equipo (21-22), pero surgieron los ya mencionados Latham y Bywater para dejar el marcador en 28-22 al descanso.

 

Parecía que el Ilunion había engrasado la maquinaria, haciendo valer la envergadura de sus jugadores interiores, con los mismos protagonistas de siempre, Latham y Bywater, bien dirigidos por Muiño, pero los vallisoletanos no perdieron la concentración y se recompusieron en defensa, frenando ese empuje local, a lo que se añadió una buena coordinación ofensiva que tuvo su recompensa en forma de puntos. Así, del 36-28 del ecuador del tercer cuarto se pasó al 38-32 del final del mismo, gracias a un arreón de los de José Antonio de Castro en los últimos instantes.

 

Prieto buscó reivindicarse en el último cuarto y dejó el tanteo en 42-38, apoyado por una magnífica defensa que se les atragantó a los de Artacho, pero Bywater volvió a demostrar su gran calidad y devolvió la seguridad a su equipo (49-40). José Antonio de Castro solicitó un último tiempo muerto para tratar de parar al artillero británico, pero no fue posible y, precisamente con otro triple suyo, terminó de romper el encuentro para afrontar los instantes finales con más comodidad hasta establecer el definitivo 59-46.

 

Ha sido una buena piedra de toque para un Fundación Grupo Norte que abordará la fase por el título a partir del 30 de enero con otro de los "grandes" de la liga, el Amiab Albacete, como primer rival a batir en el Pilar Fernández Valderrama.