El BSR Valladolid quiere confirmar su gran momento de forma

Los vallisoletanos viajan a Canarias dispuestos a seguir sumando victorias en la fase por el título.

El BSR Valladolid viaja a Las Palmas, donde el sábado se enfrentará al Gran Canaria, con la intención de ratificar su buen estado de forma, que quedó reflejado en la última victoria lograda ante el Amiab Albacete, y que espera demostrar que no fue fruto de la casualidad ni de un día inspirado de Allon Dor Onn, sino que fue resultado del trabajo de equipo.

 

La plantilla morada está contenta con esa gran actuación ante uno de los grandes de la competición y ha trabajado “muy bien” esta semana, tal y como ha confirmado el técnico vallisoletano José Antonio de Castro, con el fin de llegar a Gran Canaria y sumar un nuevo triunfo, que les permita apretar más la clasificación y hacer esta fase más interesante.

 

Además de tener que superar un largo viaje a la isla, el BSR Valladolid deberá luchar contra las estadísticas, ya que la cancha canaria no se le suele dar bien habitualmente a la escuadra vallisoletana, aunque confía en aprovechar ese buen nivel de juego y la coordinación que ha adquirido como bloque a lo largo de la presente temporada para romper el maleficio.

 

La mentalidad es fuerte y, si bien es cierto que les suele afectar la humedad y el clima canario a la hora de jugar en la isla, el BSR Valladolid viajará este viernes para llegar descansados al partido con el único objetivo de ganar, ya que mentalmente se encuentran fuertes, mientras que los canarios llegan de perder ante Getafe el primer encuentro de esta segunda fase. Eso podría hacerles más peligrosos, puesto que querrán inaugurar su casillero ante su afición, pero los vallisoletanos son conscientes de que, si mantienen su nivel defensivo y muestran la calidad que atesoran en el plano ofensivo, tendrán muchas opciones de lograr el triunfo.

 

Para ello será fundamental frenar al argentino Cristian Marías y al ex del BSR Valladolid Juanjo Alonso, dos buenos lanzadores que también son buenos defensores y que tratarán de aprovechar su altura para sorprender a los vallisoletanos, aunque éstos no se lo van a poner fácil y tratarán de hacer valer sus armas como colectivo para seguir con su progresión.