El BSR Valladolid pierde en Bilbao in extremis (54-52)

Un momento del partido del BSR Valladolid. TRIBUNA

El conjunto vallisoletano dio su brazo a torcer tan solo con una canasta de los vascos sobre la bocina.

FICHA TÉCNICA

 

Fundación Grupo Norte – Ent. José Antonio de Castro

 

Prieto (9), Soria (3), Pérez (0), Dor Onn (10), Jasso (7) –cinco inicial- Ortega (0), Bártolo (3), López (10) y Robles (10).

 

Bidaideak Bilbao BSR – Ent. Domingo Gil

 

Turek (21), Mendiluce (0), García (13), Mouriz (10), Díaz (5) –cinco inicial- Diallo (2), Viso (3) y De Ángel (0).

 

POLIDEPORTIVO: Polideportivo Pilar Fernández Valderrama, Valladolid

 

EXPULSADO: Lalo Prieto, del Fundación Grupo Norte

 

ÁRBITROS: Varela, López y Hernández

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la octava jornada de División de Honor

El BSR Valladolid ha perdido “in extremis” ante Bilbao, con una última canasta sobre la bocina del colombiano Daniel Díaz, tras ir ganando durante todo el encuentro, ya que dominó el electrónico desde el inicio, con un gran primer cuarto, pero sucumbió a la presión final y no supo gestionar la ventaja.

 

Los vallisoletanos querían resarcirse de la derrota sufrida en la prórroga en el feudo bilbaíno y salieron con todas las armas para controlar el juego desde el primer minuto y tratar de sorprender a un Bidaideak que fue de menos a más y que hizo valer la experiencia de jugadores como Asier García, David Mouriz o Tourek en los momentos determinantes del choque. La defensa planteada por los locales frenó cualquier intento de los vascos por anotar, de ahí que no pudieran conseguirlo hasta el minuto 6, si bien en un último arreón tras un tiempo muerto de Domingo Gil, consiguieron recortar diferencias para terminar con un 15-8 el primer cuarto.

 

El segundo cuarto comenzó con iniciativa local también, pero los bilbaínos habían calentado las muñecas, sobre todo Asier García y Peter Tourek, y además intensificaron la defensa, con lo que la renta de nueve puntos que llegaron a tener los vallisoletanos sobre los vascos (24-15) quedó reducida a tres antes del descanso (28-25). A eso se añadió el agravante de que Lalo Prieto y Eduardo Jasso terminaron con cuatro faltas cada uno.

 

Tras la reanudación, y una vez leída la cartilla a los jugadores en ambas escuadras, todos se
mostraron dispuestos a romper el encuentro, pero fueron los pupilos de José Antonio de Castro los que estuvieron más centrados y plantearon una seria defensa que se tradujo en mayores diferencias en el electrónico, de hasta siete puntos, al término del tercer cuarto (38-31).

 

Siete puntos que, ante un equipo luchador y que cuenta con jugadores de grandísima calidad como el Bidaideak Bilbao, no podían considerarse suficientes, con lo que el conjunto morado era consciente de la necesidad de seguir peleando cada jugada, cada defensa, cada lanzamiento y cada rebote como si fueran los últimos y hacer que cualquier detalle se decantara a su favor para no perder el dominio del juego. Mas la presión impuesta por los vascos obtuvo su recompensa y, tras empatar en dos ocasiones a 46 y a 50 puntos, supieron gestionar mejor los últimos instantes de partido, mientras que el equipo local no logró mantener la concentración y cometió errores de bulto que otorgaron una última posesión de 4 segundos al Bidaideak para deshacer el empate a 52, la cual aprovechó a la perfección Díaz para anotar esa última canasta que daba la victoria a su equipo. 

 

El BSR Valladolid tuvo todo a su favor para haber podido vengarse de la derrota sufrida en tierras vascas, pero vio escapar el triunfo de manera dolorosa, en un final inexplicable en el que la suerte le fue más propicia al Bidaideak, que también lo habría tenido más fácil en caso de que se hubiera jugado una prórroga, ya que el conjunto vallisoletano perdió a Lalo Prieto a falta de cuatro minutos para el final, tras ser eliminado por cinco faltas.

 

Ahora ya solo queda pensar en el Ferrol, el próximo rival del cuadro morado, que visitará el Pilar Fernández Valderrama el sábado 19 de diciembre y que cerrará la primera fase de la liga en Valladolid, a falta tan sólo de un último encuentro ante el Ilunion en Madrid.