El BSR Valladolid finaliza el año con una victoria arrolladora

 Los vallisoletanos se impusieron por un contundente 73-29 ante el Basketmi Ferrol.

El Fundación Grupo Norte ha finalizado el año con una victoria arrolladora (73-29), sobre un Basketmi Ferrol que lo intentó pero que no pudo ante la mayor experiencia de los vallisoletanos en la categoría, quienes se resarcieron así de la dolorosa derrota sufrida en el anterior encuentro de liga ante Bilbao en el último segundo.

 

Aunque en los primeros compases del partido el marcador se mantuvo igualado, poco tardaron los pupilos de José Antonio de Castro en empezar a poner tierra de por medio, gracias al acierto de Lalo Prieto y Jasso, y a la buena defensa realizada por el equipo, que frenó cualquier intento de los gallegos por mantener el marcador equilibrado. De hecho, el electrónico ya reflejaba una diferencia de once puntos (19-8), al término del primer cuarto.

 

El Basketmi Ferrol trataba de superar la férrea defensa local pero, cuando conseguía zafarse de esa presión, no sabía materializar sus opciones, lo que les llevó a cometer numerosos fallos en los lanzamientos, que el Fundación Grupo Norte aprovechó para seguir incrementando su renta, con un Pablo López intratable en el plano ofensivo, para llegar al descanso con un contundente 41-17.

 

Poco podía hacer el cuadro dirigido por Miguel Ángel Loureiro para cambiar los destinos del encuentro, ya que el tándem Romero-Paz no obtuvo el efecto esperado y, precisamente, su dependencia del jugador franquicia, Pedro Paz, les impidió avanzar. Cierto es que además el cuadro de Ferrol llegaba con las armas justas, ya que Teijido, otro de sus jugadores importantes, y Álvaro Ilobre, no pudieron viajar por tener que estar mañana en mesas electorales, lo que cerraba aún más las posibilidades de los gallegos. Por tanto, y a pesar de que los de José Antonio de Castro se tomaron el tercer cuarto más relajados, las diferencias continuaban incrementándose hasta alcanzar los 30 puntos (51-21).

 

Con todo el pescado vendido, quedaba un último cuarto en el que los vallisoletanos volvieron a poner el pie en el acelerador, aumentando la tensión defensiva, para dejar el resultado en un 73-29 que les permite despedir el año con una victoria y con un buen sabor de boca, a la espera de afrontar el último encuentro de esta primera fase de grupos ante el Ilunion, ya en enero, y comenzar la siguiente fase por el título, en la que será fundamental hacer valer su progresión como equipo.

 

Jugadores como los jóvenes Pablo Lavandeira, Pedro Bártolo y Álvaro López también tuvieron sus minutos de juego en este encuentro, demostrando que tienen un gran futuro por delante y muchas ganas por aprender y demostrar que pueden hacerse hueco en la división de honor. De momento, junto al resto de compañeros, disfrutarán de unos días de descanso con sus familias, para recargar pilas de cara a esa próxima etapa liguera, en la que el nivel de exigencia será aún mayor.