El BSR Valladolid acerca el baloncesto en silla de ruedas a los colegios

TRIBUNA

El club vallisoletano imparte charlas y realiza exhibiciones para niños y jóvenes en diferentes colegios de Valladolid.

El BSR Valladolid, cumpliendo con uno de sus objetivos, que no es otro que el de transmitir valores a través del deporte y normalizar al colectivo de discapacitados físicos, está acercando el baloncesto en silla de ruedas a los centros educativos, donde realizan exhibiciones e imparten charlas a los más jóvenes.

 

Y lo hacen de una manera totalmente gratuita, por lo que esta iniciativa está abierta a todo el que así lo desee, a todos los centros que quieran conocer más de cerca el espectacular deporte del baloncesto en silla de ruedas y cómo éste determina la recuperación y la superación de un trauma para los que lo practican.

 

Los encuentros comienzan este martes en el colegio Pinoalbar, para continuar en el Instituto Delicias, en el colegio Gonzalo de Berceo, el colegio Antonio Allué Morer y el colegio Pedro Gómez Bosque, a los que seguro sucederán más, puesto que hay una elevada demanda de solicitudes y el club vallisoletano quiere atender al mayor número posible de centros.

 

Las charlas permiten a los más jóvenes conocer más de cerca el mundo del deporte, concretamente, del baloncesto en silla de ruedas, y el mundo de la discapacidad, a través de la vivencia personal de varios componentes de la plantilla morada, que explican sus respectivos casos, cómo afrontaron la discapacidad física y lo que supuso el baloncesto para superar su situación. Posteriormente, realizan una exhibición ante los alumnos, para que comprueben cómo es este deporte y les permiten subir a las sillas de ruedas con el fin de que la interacción sea lo más completa posible, y puedan, durante unos minutos, ponerse en la piel de una persona con discapacidad.

 

Se trata de una de las acciones de las que el club se siente más orgulloso, de ahí que sea altruista, ya que la única recompensa que se busca es la de fomentar el deporte, de difundir el baloncesto en silla de ruedas y contribuir a hacer una sociedad más solidaria y comprensiva y más abierta a los demás.