El botellón de Moreras, imparable a ojos de los vallisoletanos

El Ayuntamiento asegura haberse esforzado en encontrar alternativas atractivas para que los adolescentes dejen de lado el alcohol durante las Fiestas, pero en la calle una gran mayoría opina que ese esfuerzo va a ser en vano.

Hay quienes encuentran las medidas acertadas y quien las considera poco atractivas, pero Valladolid parece afirmar a coro que las actividades propuestas por el Ayuntamiento para evitar el botellón de Moreras no van a funcionarPocos opinan que las medidas que se han propuesto vayan a calar en los jóvenes, y quienes lo creen piensan que no será suficiente para acabar con una actividad -la del alcohol adolescente- que es más un componente social que algo aislado de las fiestas.

 

Para muchos es algo que tiene que ver con la educación, y esas medidas sólo actúan sobre la parte superficial del problema. De hecho, siempre han existido actividades orientadas a los jóvenes y eso nunca ha impedido que éstos se congreguen en Moreras entorno al alcohol.

 

Y más allá del componente social o educacional que incita a los jóvenes a beber, lo que también preocupa a los ciudadanos es esa falta de conciencia social o de modales que se refleja en la basura acumulada cada mañana tras los botellones. Y eso no se soluciona con espuma o DJ’s. Eso sí, ninguno niega que al menos la intención es la correcta y que ese podría llegar a ser el camino.

La zona de Moreras, después de un botellón. TRIBUNA

Noticias relacionadas