El BMC se lleva la contrarreloj en Marbella y viste de rojo a Peter Velits

Velits, primer líder de la Vuelta a España

El equipo BMC Racing Team se impuso en la contrarreloj que estrenó la 70 edición de la Vuelta Ciclista a España con un tiempo de 8:10, disputada sobre 7,4 kilómetros entre Puerto Banús y Marbella, un recorrido que no contará para la general individual.

Sin duda el paisaje, en paralelo al mar desde el espigón de la playa de Puerto Banús hasta la de Marbella, fue un escenario idílico. Las bicis tomaron el protagonismo por delante de yates y terrazas y los equipos no se dedicaron sólo a pasear. Sin embargo, la polémica estaba servida y la organización terminó cediendo en la víspera ante las quejas por la falta de seguridad.

El famoso albero, la arena que más encendió el ambiente, asfalto, cemento, adoquines, madera, rampas y todo ello en tramos en su mayoría de poco más de dos metros de ancho resultaron demasiado. El desacuerdo en términos de seguridad terminó por dejar sin validez para la general el pistoletazo de salida. Sí contó para la clasificación por equipos y todos empujaron para respetar a la competición.

El BMC, campeón del mundo en esta disciplina y uno de los últimos en salir, se llevó el mejor tiempo con un grupo reducido que acertó al ir a por la victoria sin comprometer a hombres como el español Samuel Sánchez. Con un tiempo de 8:10, el equipo americano dejó segundo al Tinkoff-Saxo (8:11), sin su líder el español Alberto Contador, mientras que tercero fue Orica-GreenEDGE (apenas cinco décimas peor).

Con la llegada de las salidas de los equipos con favoritos en su plantel, el Tinkoff-Saxo pareció asegurarse el triunfo después de batir el buen ejercicio del Orica. Sin embargo, un BMC que ya se llevó la contrarreloj por equipos del pasado Tour de Francia demostró tomarse en serio este tipo de pruebas. Los tres primeros quedaron eso sí en el estrecho margen de un segundo, con arena pero también con pelea.

Sin duda y a pesar de las polémicas, nadie o casi nadie se tomó a broma el día con una velocidad media superior a los 50 km/h. No era eso sí la batalla por ejemplo del Katusha de 'Purito' Rodríguez, el ganador por equipos del año pasado y últimos en salir, que entraron con el 17º mejor tiempo. Mientras, el equipo español del Movistar Team, con los aspirantes al triunfo final Alejandro Valverde y Nairo Quintana, entró noveno.

El equipo del reciente campeón del Tour de Francia Chris Froome, el Team Sky, uno de los más críticos por el recorrido por la costa marbellí, sí que fue más de paseo llegando a más de un minuto del mejor tiempo. Ya desde este lunes los corredores podrán ponerse serios con una etapa con final en alto a las primeras de cambio, final inédito en Caminito del Rey con tres kilómetros de subida y 10 segundos de bonificación.