El BM Valladolid vende cara su derrota ante el Granollers (28-25)

El BM Granollers se alzó con la victoria frente al Cuatro Rayas Valladolid (28-25), tras un apretado final en el que ambos equipos tuvieron claras opciones de llevarse el partido.

 

28. Fraikin BM. Granollers (14+14): Schulz (Sastre, ps); Blanxart (-), Pujol (1), Capdevila (-), Garcia (1), Pérez (-), Campos (-), Reixach (-), Solé (1), Puig (-), Resina (7), Ruiz (8), Salinas (4), Grundsten (2) y Del Arco (4).

 

25. Cuatro Rayas Valladolid (10+15): Lamariano (Pérez, ps); Porras (2), Peciña (1), Lacasa (-), Fernández (-), Juárez (5, 3p), Hernández (1), López (6), Pérez (1), Camino (1), Megías (3), Delgado (2) y Bozovic (3).

 

Marcador cada cinco minutos: 2-0, 4-1, 5-2, 8-5, 12-7, 14-10 (descanso), 16-11, 18-13, 20-17, 24-20, 26-22, 28-25 (final).

 

Árbitros: Antonio Merino Mori y Francisco Javier Moyano Prieto. Excluyeron con dos minutos a Grundsten (2), Resina, Campos, Garcia y Pujol, del Granollers, y a Delgado y Peciña, del Valladolid

 

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga Asobal disputado en el Palau d'Esports de Granollers ante unos 1.500 espectadores.

Después que el Granollers hubiera controlado todo el partido con una clara ventaja en el marcador, en los últimos minutos se complicó y el encuentro no se terminó de decidir hasta los segundos finales. El portero del Granollers, Matías Schulz, y el central Álvaro Ruiz se pusieron el equipo en la espalda para liderar la segunda victoria de los catalanes.

 

El Granollers empezó mucho más despierto que el Valladolid y supo aprovechar su superioridad en ataque, para coger rápidamente ventas de que oscilaban entre tres y cuatro tantos en los primeros diez minutos.

 

Los vallisoletanos cometieron muchos fallos en ataque y demasiadas pérdidas de pelota. Los catalanes podrían haber dejado el partido prácticamente sentenciado en la primera mitad, pero los hombres de Nacho González supieron aprovechar las tres superioridades numéricas en los primeros treinta minutos.

 

En los primeros minutos de la segunda mitad, el Granollers volvió a encontrar su mejor nivel para irse en el marcador y conseguir la máxima diferencia del partido (17-11, m.36).

 

Igual que en la primera mitad, el Valladolid no se dio por vencido y consiguió poner emoción reduciendo la distancia a tres goles (20-17, m.45).

 

El último minuto fue de infarto, cuando el Valladolid se puso a un sólo gol del Granollers, pero un tanto de Rodrigo Salinas sobre el pasivo, y otro de David Resina en contraataque dieron la victoria a los catalanes