El BM Aula se juega entrar a Europa a una sola carta en la última jornada

VALENTÍN G. GARIBAY

Las chicas de Miguel Ángel Peñas se enfrentan este sábado al Helvetia Alcobendas en Huerta del Rey con la esperanza de poder colarse en competición europea para la próxima temporada.

Europa pasa por Huerta del Rey pero también por el Polideportivo de Carrús, en Elche. Son los dos escenarios donde este fin de semana va a mirar el mundo del balonmano femenino por lo mucho que se juega en estas canchas. En el primero, el Aula se mide a un Alcobendas que ya tiene plaza europea. En el segundo, el Elche CF Mustang no puede fallar para acabar la temporada quinto.

 

Por lo tanto, las cuentas son claras. El Aula debe ganar a las madrileñas y mirar de reojo a alicante, donde esperará una derrota del conjunto ilicitano para poder, a eso de las ocho y media de la tarde del sábado, poder celebrar un nuevo éxito en su corta historia en la máxima categoría del balonmano femenino nacional.

 

Sin embargo, lo primero, es lo primero. Es decir, el Aula debe ganar sí o sí para seguir con opciones. Enfrente un duro rival. Un Helvetia Alcobendas que la pasada semana, precisamente ante el Elche, se aseguraba de manera matemática el cuarto puesto de la tabla. Las madrileñas arrollaban a las levantinas y dejaban al Aula la puerta abierta para la última jornada.

 

La victoria, por tanto, se convierte en prioritario para un equipo que pese a las bajas importantes sigue demostrando cuál su objetivo. Hace una semana, las de Peñas, con hasta cinco ausencias, remontaban ante el Esportiú Castelldefels un partido que se puso muy cuesta arriba y se llevaron los dos últimos puntos.  Un triunfo que cargó de optimismo y esperanza la mochila del BM Aula de cara al partido defintivo.

 

Al menos, Peñas, recupera para este partido a Teresa Álvarez, ausente ante las catalanas por sanción. Pese a ello, volverá a contar con las bajas de Cecilia Cossío, la chilena Alicia Álvarez y María G. Niño, operada este miércoles con éxito de la lesión en su rodilla.

 

Pese a todo esto, no hay excusas que valgan. Al menos, ese es el mensaje de un técnico vallisoletano convencido de que van a ganar su partido y de que el milagro es posible. “Elche puede perder. Enfrente estará un Canyamelar valencia que se juega ser octavo al final de la temporada. Un puesto privilegiado que exime al conseguirlo de jugar una eliminatoria de Copa de la Reina el año que viene”, advertía el entrenador del BM Aula.

 

“Elche llega después de un partido duro contra Alcobendas y es posible que no viajen todas sus jugadoras, por lo que no hay que descartar un tropiezo. Un fallo de las ilicitanas que no valdría de nada si nosotros no ganamos. Tenemos que volver a dar nuestra mejor versión para ganar, eso está claro”.

 

“Vamos a jugar contra uno de los mejores equipos de la Liga al que ya hemos plantado cara en muchas ocasiones, pero ahora es el momento de ganarles para tener opciones. Es difícil, pero con el apoyo de nuestra afición seguro que vencemos. Queremos despedirnos con una alegría, y por qué no, con una plaza europea”, finalizaba Peñas la rueda de prensa previa al partido ante las madrileñas.

 

Un choque que comenzará a las 19.00 del próximo sábado 23 de mayo en el Polideportivo de Huerta del Rey de Valladolid. Además el duelo será retransmitido en directo a través de la página web de la Federación española de Balonmano y a través de Emisiones Deportivas.

 

Al margen de lo puramente deportivo, la rueda de prensa ha servido para recordar a los medios la nueva internacionalidad de Amaia González de Garibay, llamada esta semana por el seleccionador español Jorge Dueñas, los nombramientos de hasta cuatro jugadoras del BM Aula (Alicia Fernández, Alicia Torres, Lourdes Guerra y Cristina Cifuentes) para formar parte del equipo de estrellas de la Liga de DHF en el mes de junio en Ciudad Real ante la Selección Española y de la exitosa operación a la que ha sido sometida María G. Niño para reparar su maltrecha rodilla.