El BM Aula quiere decir adiós a una temporada mágica por la puerta grande

VALENTÍN G. GARIBAY

Las chicas de Miguel Ángel Peñas cierran la última jornada en casa del C.B. Mar Alicante este sábado (19.00 horas) sin nada en juego.

Con el objetivo de acabar la temporada en una más que meritoria séptima posición, el BM Aula Cultural rinde visita el CB Mar Alicante en el último encuentro de esta campaña que no sólo desde el club, sino desde otros organismos, ha sido calificada como histórica. Un objetivo que las jugadoras de Miguel Ángel Peñas intentarán lograr en la pista de un conjunto levantino cuyo único aliciente para este encuentro es dedicar una victoria a su afición tras un año lleno de altibajos.

 

El cuadro alicantino, un histórico del balonmano femenino nacional, ha logrado la permanencia de manera matemática hace sólo un par de jornadas y su temporada ha sido muy diferente a cómo se había planteado en un inicio, ya que el CB Mar Alicante partía incluso con el objetivo de luchar por Europa al comienzo de la campaña.

 

Con Europa muy alejada después del mal resultado firmado en Elche, y la derrota sufrida hace una semana en el Polideportivo Miriam Blasco ante el Helvetia BM Alcobendas, ahora el BM Aula Cultural se centra en acabar la temporada lo más arriba posible. El equipo revelación del campeonato desea con más fuerza que nunca finalizar el año dejando grande sensaciones y convertirse por méritos propios en el mejor debutante en la máxima categoría del balonmano femenino nacional.

 

Para ello, el último paso es vencer en el complicado Pabellón de San Agustín, un fortín inexpugnable de un equipo que también desean dar el último salto en la clasificación antes del final. Pese a que el técnico vallisoletano recupera a Bea Casquero tras su ausencia en el último desplazamiento a Etxebarri, Miguel Ángel Peñas no podrá contar con la segoviana Raquel de la Cruz ni con la internacional chilena Alicia Torres. Mientras que la sudamericana continúa recuperándose de sus problemas en su mano, la central se ausentará una vez más del encuentro ante el CB Mar Alicante por asuntos laborales. 

 

El propio técnico vallisoletano Miguel Ángel Peñas ha señalado que el encuentro de este sábado no va a ser nada fácil, ya que “el rival se está jugando algo más que dos puntos, ni más ni menos que acabar la temporada con un triunfo ante su afición, que para ellos es de vital importancia después de una temporada un poco convulsa”.

 

Por eso, Peñas no se fía ni lo más mínimo de un conjunto levantino situado por debajo del BM Aula en la tabla pero que va a ser un equipo que según el entrenador castellano “se dejará el alma en cada balón para ganar el partido, por eso tenemos que dar el cien por cien en cada jugada si queremos llevarnos el duelo”.