El BM Aula Cultural no quiere que pare la fiesta

Raquel de la Cruz intenta un lanzamiento ante Dunay. VALENTÍN G. GARIBAY

Las chicas de Miguel Ángel Peñas visitan este sábado a partir de las 18.00 horas al Helvetia Bm Alcobendas con la intención de conseguir la segunda victoria consecutiva.

Sin apenas tiempo de digerir la importante victoria del pasado sábado en casa ante un rival directo por la permanencia como el Kukullaga Etxebarri e instalarse con algo más de comodidad en los puestos que dan acceso a disputar la próxima edición de la Copa de la Reina, el BM Aula Cultural regresa a la competición para rendir visita a uno de los mejores equipos de la liga, el Helvetia BM Alcobendas.

 

Un conjunto madrileño que el pasado año logró meterse entre los cuatro primeros clasificados de la liga, y por lo tanto disputar competición europea, y que de momento se mantiene en segunda plaza. De hecho, el cuadro alcobendense ha dado un salto de la calidad en esta presente temporada y junto a Rocasa Canarias y Atlético Guardés se presenta como firme candidato a optar por este subcampeonato liguero.

 

Por todo ello, el partido para el BM Aula se entiende como una nueva experiencia importante para seguir creciendo en la máxima categoría del balonmano femenino nacional.  Otro ‘regalo’ para un equipo recién ascendido que viajará a Alcobendas sabiendo de la gran dificultad del choque e intentando competir en todo momento pese a la calidad del rival.

 

Sin embargo, pese a la dificultad que, a priori, presenta el compromiso, las vallisoletanas esperan continuar con la increíble progresión que han experimentado en las últimas fechas, no sólo en cuanto a juego, sino también en cuanto a resultados. Hay que recordar que el BM Aula ha logrado ganar sus tres últimos encuentros en casa y ha conseguido sumar 8 de los últimos puntos en juego en el Polideportivo Miriam Blasco.

 

Al buen estado de forma global del BM Aula sólo hay que ponerle un ‘pero’. La duda de una de las jugadoras más importantes esta campaña, Cristina Cifuentes. La vallisoletana sigue aquejada de un fuerte esguince en su tobillo, y pese a que disputó varios minutos hace unos días en la victoria ante el Kukullaga Etxebarri, vuelve a ser una auténtica incógnita de cara al choque ante el conjunto madrileño. En caso de confirmarse esta baja, Cristina se sumaría al capítulo de bajas para el técnico Miguel Ángel que ya tiene la de indisposición de Lourdes Guerra por una lesión de larga duración. 

 

El resto de jugadoras, incluida la nueva fichaje del cuadro vallisoletano, la guardameta ucraniana Mariia Makarenko, se encuentra al cien por cien para intentar ‘dar guerra’ a un Helvetia BM Alcobendas que viene algo ‘tocado’ tras recibir un severo correctivo en tierras vascas ante el BM Bera Bera. El líder, en su primer partido del 2014v endosó un sonrojante 36 a 22 a un conjunto madrileño que esta temporada no está acostumbrado a resultados en contra tan abultados.  

 

El técnico vallisoletano ha señalado antes de viajar a la Comunidad de Madrid  que “es un partido al que van sin ningún tipo de presión, ya que Alcobendas, en principio está fuera de su alcance, más aún teniendo en cuenta que juegan como locales”.

 

“Iremos hasta Alcobendas a disfrutar con uno de los mejores equipos de la liga pero sabiendo de que si competimos, como hicimos por ejemplo en Gran Canaria, podemos dar la sorpresa. Por eso, no descarto nada. Hay que ir allí, jugar, competir, e intentar hacer nuestro mejor balonmano. Si mantenemos la línea de los últimos partidos está claro que podemos dar un susto a un conjunto que opta al subcampeonato”, añadía Peñas.