El BM Atlético Valladolid se abre paso en la Copa a costa del Bidasoa (31-27)

Los jugadores del BM Atlético Valladolid celebran la victoria. A.MINGUEZA
Ver album

En un partido de juego escaso, sobre todo en la segunda mitad, los de Nacho González tiraron de oficio y volvieron a sobreponerse a un conjunto vasco con poca claridad de ideas.

FICHA TÉCNICA:

 

31 - BM ATLÉTICO VALLADOLID: César, Grossi, Lacasa, De la Rubia, Roberto, Viscovich, Egea. También jugaron Rey, Turrado, Dani Pérez, Fernando, Ávila, Quintanila, Raúl Álvarez y Joel.

 

27 - BIDASOA IRÚN: Dejanovic, Cavero, Trkulja, Crowley, Iriarte, Muiña y Azkúe. También jugaron Zubiria, Vázquez, Revin, Zildzic, Satrustegi, Gimeno, Jauregi y Fuentes.

 

PARCIALES: 4-0. 8-2. 11-3. 11-7. 13-11. 16-14. Segunda parte. 17-14. 19-15. 22-18. 24-23- 28-26. 31-27.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en Huerta del Rey ante unos 800 espectadores.

Hay veces que el deporte, aunque en principio deba ser divertido, no lo es. Pero en semejantes situaciones al menos queda ser un poco práctico para tratar de llevarse la victoria. Eso es precisamente lo que hizo el BM Atlético de Valladolid este sábado en Huerta del Rey, para imponerse por 31-27 al Bidasoa Irún y pasar así a la siguiente ronda de Copa.

 

Y es que los dos equipos ofrecieron más bien pocas alternativas sobre el parqué y por tanto, como era previsible, el choque terminó por convertirse en un vaivén cansino, en el que parecía que ninguno quería ganar. Pero alguien tenía que hacerlo, así que los de Nacho González decidieron tomar la iniciativa.

 

De hecho, el choque comenzó a toda velocidad en un espejismo para lo que sería después. En un visto y no visto, los locales sacaron la apisonadora y se plantaron en el primer parcial con un 4-0 en el luminoso. Una defensa segura, con un César enorme en la portería, unidos a un ataque eficaz auparon inmediatamente a los de Nacho González, ante una grada sorprendida.

 

El Bidasoa era por momentos un juguete en manos del Atlético Valladolid. En una clara muestra de haberse convertido en la sombra de lo que debería ser este equipo, los vascos no respondían. Hasta que lo hicieron. La diferencia máxima había llegado hasta los ocho tantos cuando los azules se echaron a dormir, de manera que el Bidasoa aprovechó la ocasión para volver a poner parejas las cosas.

 

Pese a la remontada, a apenas cinco minutos del descanso (13-11), Nacho González supo mantener la calma. Movió un par de fichas, pidió un tiempo muerto y todo pareció volver parcialmente a la normalidad. Después de una pájara de ambos las fuerzas estaban parejas, y además un gol de Roberto sobre la bocina daba una mínima de 16-14 al Atlético Valladolid.

 

Y ahí se puede decir que murió el partido, porque la segunda parte fue un quiero y no puedo de los dos equipos. Los locales, conscientes de que les valía el resultado para acceder a la siguiente ronda de Copa, se dejaron llevar. La defensa contaba con varios agujeros, pero Grossi tiraba del carro a base de potencia, suficiente como para que el Bidasoa no se pusiera nunca por delante. Por si fuera poco los vascos terminaban de suicidarse a base de exclusiones, donde pecó de pardillo Azkúe.

 

Con el juego cuesta abajo, roto por todos los costados, el Atlético Valladolid tiró de eficacia y orden para al menos no dejar escapar la ocasión. La grada, con cerca de 800 espectadores, se metía en el encuentro ante lo apretado del marcador, más que por el juego y divertimento que se podía contemplar en Huerta del Rey.

 

Fue entonces cuando llegó la sentencia. Grossi, el más eficaz de los de Nacho González, terminó de remachar a la red lo que era el 29-26 a tres minutos del final. Solo veinte segundos antes un jugador visitante había tenido el 28-27, pero el deporte a veces es cruel. O no, teniendo en cuenta que los azules habían estado siempre por delante.

 

Así, y con la noticia de que hasta Joel gozó de unos minutos de juego cortesía de Nacho González, terminó un partido con poca historia. Aquella que dicta que, al menos, los vallisoletanos siguen invictos en partido oficial esta temporada y que en la próxima ronda espera un Asobal como es el BM Aragón. Pero esa ya será otra página, quizá más entretenida.