El BM Atlético Valladolid promete un proyecto “vallisoletanizado”

Fernando Hernández, Marrio Arranz, David Fernández y Nacho González. JUAN POSTIGO

El nuevo presidente y entrenador han explicado este lunes varios detalles de lo que se espera para la nueva temporada. Los jugadores volverán al trabajo el próximo 3 de agosto.

Nueva temporada, nuevos proyectos. El Balonmano Atlético Valladolid, tras la renuncia hace unos días del ya ex presidente Juan Carlos Sánchez-Valencia, no ha querido parar ni un solo minuto la maquinaria para el año venidero, en el que no se descarta ninguna meta deportiva. Así, aprovechando la presentación de David Fernández, el nuevo máximo dirigente, Mario Arranz, y el técnico, Nacho González, han desgranado nuevos detalles de lo que será la temporada 2015/2016.

 

“En la formación de la plantilla hemos querido dar un salto de calidad, ya que el año pasado se dependía en demasía de dos o tres jugadores”, arrancó el presidente, tras agradecer a los jugadores que no están este año su ayuda y confirmar que el cuerpo técnico, con el propio entrenador a la cabeza, seguirán en su cargos.

 

Y fue ahí donde saltó uno de los puntos clave de la comparecencia. “Este año pretendemos una vallisoletanización de la plantilla, que la mayoría hayan crecido y se hayn formado aquí”. Efectivamente, de los cinco nuevo fichajes, cuatro de ellos cumplen con dicha característica. Una forma económica de que la afición se sienta más metida dentro del proyecto.

 

“Por lo demás, puedo confirmar que la plantilla volverá al trabajo el 3 de agosto, día en que se hará la presentación oficial ante la afición en Huerta del Rey”. Por cierto que la pretemporada va también tomando forma, con un campeonato el 21 y 22 de agosto en el que intervendrán, además del propio Atlético Valladolid, el Novás, Porto y Cangas. “Un cartel de lujo”, puntualizaría Nacho González, que también aseguró que se disputarían partidos ante Zamora y Grupo Covadonga, con fechas aún sin confirmar.

 

Por otra parte, Mario Arranz también aseguró que ahora mismo están pendientes varias reuniones con diferentes colectivos, como el Ayuntamiento, con el objetivo de presentar el proyecto y terminar de concretar la subvención que recibirá el club, y con el BM Aula, con quien precisamente Sánchez-Valencia dejó el tema tenso tras reclamar para el Atlético la totalidad del uso del Pabellón Municipal de Huerta del Rey, detalle que no llegó a concretarse.

 

Por último, el recién nombrado presidente se mostró satisfecho con los patrocinadores cerrados que dejó Sánchez-Valencia. “Faltan de concretar las cuantías económicas, pero está todo hecho”, aseguró Arranz.