El Blancos de Rueda Valladolid sella la permanencia en la Liga Endesa

La victoria de esta tarde ante el Cajasol añadida a la derrota del Lagun Aro frente al Blusens Monbus hace que el equipo vallisoletano certifique la permanencia en la Liga Endesa.

La seguridad y templanza de Nacho Martín y Román Montañez han dado hoy la victoria a un Blancos de Rueda Valladolid, que deja sellada su permanencia en ACB tras la derrota de Lagun Aro ante Blusens Monbus, ante un Cajasol intenso que no pudo sobreponerse al acierto en los tiros libres finales de los locales.



Los andaluces salieron mucho más centrados y organizados que los vallisoletanos y supieron aprovechar su potencial reboteador para controlar el juego en sus primeros compases y establecer una renta de siete puntos (9-16) en el minuto 7, que obligó a Roberto González a solicitar su primer tiempo muerto.



De poco sirvió la arenga, ya que los vallisoletanos no consiguieron aumentar la intensidad defensiva y el Cajasol, muy bien dirigido por Satoransky, puso una marcha más para aumentar las diferencias (15-23), que Humphrey recortó con una última canasta sobre la bocina al término del primer cuarto (17-23).



El conjunto andaluz se vio sorprendido por un Navarro que salió muy enchufado, pero la reacción no se hizo esperar por parte del Cajasol y, de la mano de un inspirado Satoransky en la dirección del juego, recuperó el control en el marcador para establecer una renta de diez puntos (22-32).



González solicitó un nuevo receso y, esta vez, sí tuvo un efecto positivo en sus jugadores, que aumentaron la presión defensiva e hicieron valer el trabajo de equipo, con Nacho Martín como referente indiscutible, para recortar el terreno perdido y equilibrar el electrónico antes del descanso (40-40).



Tras la reanudación, la igualdad se mantuvo en el marcador ya que el buen juego colectivo de los locales era contrastado por la calidad de rivales como Bogdanovic, que estuvo muy acertado desde la línea exterior, de ahí que el tercer cuarto finalizara con un ajustado 60-61, merced a un último tiro libre de Triguero.



El último cuarto se presentaba muy tenso, ya que ambos equipos mantenían un nivel de juego parejo y la balanza sólo caía hacia uno u otro lado por pequeños detalles, y ese detalle adquirió un nombre propio en el cuadro local, el de Nacho Martín, que dio alas al resto del equipo para adquirir una tímida ventaja (73-68).



Román Montañez tomó el testigo del pívot vallisoletano y, prácticamente en solitario, consiguió mantener la ventaja para su equipo, haciendo frente a un Cajasol que no bajó la intensidad y que apenas realizó concesiones, pero no pudo con la efectividad final de los locales en los tiros libres (88-84).

 

FICHA TÉCNICA

 

88 - BLANCOS DE RUEDA (17+23+20+28): Cizauskas (-), Montañez (17), O'Leary (13), Martín (20), Sinanovic (4) -cinco inicial-, Porta (8), Humphrey (4), Grimau (11) y Navarro (11).

 

84 - CAJASOL (23+17+21+23): Satoransky (12), Tepic (3), Sastre (13), Williams (17), Bogdanovic (16) -cinco inicial-, Asbury (4), Radicevic (-), Triguero (7), Porzingis (3) y Holland (9).

 

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Cortés y Soto. Eliminaron por cinco faltas personales a Williams (min.39), del Cajasol.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada de Liga Endesa, disputado en el pabellón Pisuerga ante 5.600 espectadores.