El Blancos de Rueda se enfrenta al Bilbao en el partido 200 de Grimau en la ACB

El alero Grimau, que cumple su partido 200 en ACB, en su presentación por el Blancos de Rueda.

El alero del Blancos de Rueda, protagonista esta semana por su triple ganador en Madrid ante el Asefa Estudiantes y al haber entrado en el Mejor Quinteto de la jornada 23, cumplirá en el Bilbao Arena su partido 200 en la ACB tras nueve temporadas en la máxima competición del baloncesto nacional.

Después de pasar por FC Barcelona, Lleida, Baskonia, Manresa, Murcia y en la vigente campaña por el Blancos de Rueda, Jordi Grimau acumula en su estadística casi 4.000 minutos de juego (3.971), 1.278 puntos con un 83% en tiros libres, 170 triples convertidos y 423 rebotes capturados como datos mas relevantes.

 

Precisamente cuando Grimau dispute este sábado (19:15, ETB, OA) su encuentro 200 en la ACB, coincidirá en la cancha con su hermano Roger que milita en las filas del Uxue Bilbao Basket, rival pucelano en el citado compromiso de la jornada 24 de la Liga Endesa.

 

El exterior catalán, que lleva disputados 22 partidos con el Blancos de Rueda esta temporada cedido por el UCAM Murcia CB, está muy contento por su última actuación individual pero sobre todo por haber demostrado que como equipo "no estamos muertos, siendo una semana complicada fuimos capaces de levantar la cabeza y de jugar el mejor partido a nivel colectivo de la temporada. Es muestra del valor de los jugadores y el cuerpo técnico. Disfrutamos mucho de la victoria", declaró satisfecho.

 

Sin embargo, Grimau ha afirmado que no se deben lanzar las campanas al vuelo. "El hecho de jugar sin americanos le da mas valor al triunfo, pero no esconde la realidad de que necesitamos ayuda porque notamos que se vayan jugadores", recordó.

 

A nivel personal, Jordi Grimau, ha confesado sentirse satisfecho con su rendimiento porque cumple con lo que le pide el entrenador del Blancos de Rueda, Roberto González, "mi aportación está siendo mejor desde hace unos meses, no siempre anotando y con protagonismo como esta semana, pero si cumpliendo con lo que me pide Roberto", indicó. El barcelonés de 1.97 y 29 años reconoció que jugó un partidazo ante el Estu, "me salió un partido redondo con mucho acierto a nivel individual".

 

También Grimau confía en que el Blancos de Rueda logre la permanencia y que el club pucelano pueda estar en Liga Endesa la temporada que viene, pero mientras se consigue ese objetivo invita a la afición a seguir yendo a Pisuerga "espero que el club solucione los problemas para que la próxima temporada podamos tener baloncesto en Valladolid pero en lo que queda de liga invito a la afición a que nos acompañe y aproveche para disfrutar con el equipo", concluyó.