El Blancos de Rueda puede certificar la permanencia este sábado si gana al Cajasol

Los de Roberto González tienen una gran oportunidad este sábado a las 19:00 de asegurarse una plaza en la Liga Endesa la próxima temporada y, además, contarán con la ayuda de su afición en el Polideportivo Pisuerga.

El Blancos de Rueda buscará mañana ante el Cajasol, uno de los rivales directos en la lucha por la permanencia, una victoria que les permita dejar afianzada su continuidad en la máxima categoría del baloncesto nacional la próxima campaña.

 

Con tres triunfos más que el Lagun Aro, los vallisoletanos tienen en su mano poder confirmar la salvación si logran imponerse al cuadro sevillano y si los vascos caen en su enfrentamiento ante el Blusens Monbus que, en caso de superarlo, también necesitarían un milagro para ganar los tres últimos encuentros de la fase regular.

 

Esa es, por tanto, la principal motivación de los jugadores morados "la de saber que, una victoria, ya sería definitiva para cumplir el objetivo y afrontar con tranquilidad lo que resta de temporada", ha explicado hoy el entrenador del Blancos de Rueda, Roberto González.

 

Pero el técnico vallisoletano es consciente de que este partido ante Cajasol va a ser "muy difícil", puesto que el cuadro andaluz también "buscará sumar y asegurar su permanencia" y para ello tratará de emplear su mejor baza, "el físico de su plantilla", sobre todo de sus jugadores interiores.

 

González ha reconocido que su equipo "no ha estado nada bien en defensa en los últimos partidos" donde ha "encajado una media de 90 puntos", fruto del cansancio acumulado por sus jugadores "ya que van a tope desde el primer minuto y eso a veces pasa factura", si bien confía en "llegar al final del campeonato con opciones de ganar en todos los enfrentamientos".

 

También su máximo referente de juego, Nacho Martín, ha sufrido un bajón "totalmente lógico", en opinión del técnico vallisoletano, quien, de hecho, se ha mostrado "sorprendido" de que "ese bajón no haya llegado antes", porque "ha mantenido una campaña espectacular a un gran nivel, difícil de conseguir durante tanto tiempo".

 

"Espero tener al mejor Nacho, como espero tener al mejor Grimau y al resto de la plantilla, ya que necesitamos a todos y, de hecho, cuando les hemos tenido, es cuando hemos conseguido victorias", ha advertido González, quien podrá contar con todos sus efectivos para este trascendental choque.

 

Según el entrenador del Blancos de Rueda, "Cajasol es un equipo tan físico como cualquiera de Euroliga, porque prácticamente todos sus jugadores pasan de los 2 metros de altura, tienen un gran poderío en el rebote tanto defensivo como ofensivo y son capaces de no dejarte recibir".

 

"Por tanto, hay que reducir las pérdidas de balón al máximo y tratar de frenar a jugadores como Satoransky, que está a un nivel espectacular, o como Sastre o Holland, que puede meter canastas con mucha facilidad. Es un buen equipo y cualquiera de sus jugadores puede desatascar el juego porque tienen una gran calidad", ha dicho.

 

El Blancos de Rueda está "mentalizado" para "dar un paso más" y certificar el objetivo de la temporada, incluido el último en llegar, Ryan Humphrey "cuyo rendimiento no está siendo bueno, pero sabe lo que puede aportar y espero que pueda darnos rebote y capacidad de intimidación", ha concluido González.

 

De las 21 ocasiones en que se han enfrentado en Valladolid el Blancos de Rueda y el Cajasol, los anfitriones han vencido en 12 ocasiones por 9 de los andaluces, si bien éstos llegan con el recuerdo del último marcador entre ambos equipos, el 94-57 que los de Aito García Reneses endosaron a los castellanos en Sevilla.

Noticias relacionadas