Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El billete a la final se esconde tras la complicada Holanda

La U18, entrenada por Víctor Lapeña, afronta esta noche las semifinales del Europeo de Croacia.

Sin apenas tiempo para asimilar la contundente victoria ante Suecia en cuartos de final, la Selección Española ha cambiado ya el chip de cara a una nueva cita. En esta ocasión, el encuentro lleva el gran cartel de una semifinal  que enfrentará a la U18 ante una Holanda que marcó su territorio en cuartos de final ante Italia y que diera ya muestras de su talento en una segunda fase en la que le puso las cosas muy difíciles a España.

 

Para poder dar un nuevo paso al frente, la selección española tendrá que adquirir los mejores conceptos del juego desplegado en los últimos encuentros y, para ello, el seleccionador Lapeña tiene claro cuál debe ser el espejo en el que mirarse: “Sin lugar a dudas, el encuentro de anoche ante Suecia. Por primera vez en todo el campeonato, el equipo hizo un planteamiento de partido perfecto. No hubo fracturas a nivel defensivo y supimos leer muy bien las diferentes situaciones de ataque luchando contra una defensa en zona durante los 40 minutos. Ante este tipo de partido supimos atacar desde la defensa con contraataques y buscando los tiros liberados cuando nos anotaban y tocaba responder en estático”.

 

En esta ocasión, España se encontrará al otro lado de la cancha con una Holanda que se ha convertido por méritos propios en una de las sorpresas del campeonato. Un rival ante el que Lapeña no quiere confianzas pese a reconocer que sus jugadoras cuentan con un plus a su favor, la experiencia: “Una vez llegado este momento los partidos terminan por igualarse independientemente de quien sea el rival; ambos equipos saben que es un partido a cara o cruz en el que una victoria te lleva a jugar por el título mientras que una derrota te envía directamente al bronce y eso te genera un plus de ilusión. De cara a una semifinal nada de lo que hayas hecho hasta ahora sirve pero, sin lugar a duda, a la hora de vernos en este tipo de partidos España siempre apela a ese gen ganador que acompaña a todas las selecciones, sabemos que estamos un pequeño paso por delante en cuanto a experiencia de una Holanda que no se ha visto aún en una situación similar con esta generación”.

 

La mañana previa al partido le ha servido al técnico aragonés para repasar conceptos sobre la cancha; Lapeña conoce muy bien a un peligroso rival al que sólo se puede atacar de una manera, a través de la confianza en nuestro propio estilo: “El partido ante Holanda en la segunda fase ha sido uno de los más complicados con los que nos hemos encontrado en este Europeo ya que demostraron que sabían muy bien como atacarnos. Nos obligaron a mantener la intensidad durante los 40 minutos para atacar su defensa en zona y para sobreponernos a un rival muy físico. De cara al partido de esta tarde tenemos que saber imponer nuestro fondo de armario y explotar las cualidades de nuestras jugadoras; si somos capaces de leer el partido sin precipitación exhibiremos de nuevo ese juego que nos ha acompañado en los últimos partidos”.

 

Consciente de la ilusión de sus jugadoras por alcanzar una nueva final, el técnico nacional mantiene los pies en la tierra recordando a sus jugadoras la importancia de no pensar más allá de la gran cita de esta noche: “Desde la selección siempre hemos dicho que queremos ir paso a paso pero no como una muestra de humildad sino como un ejercicio de responsabilidad y respeto hacia nuestros rivales. Sabemos que Holanda va a ser un rival complicado y por eso sólo pensamos en este partido, una vez concluya el marcador nos dirá si hemos hecho las cosas bien y podemos luchar por el oro o si tenemos que afrontar la lucha por el bronce”.