Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Benito Menni asume la gestión de la Residencia San Luis de Villagarcía de Campos

El Centro Hospitalario Benito Menni, dependiente de las Hermanas Hospitalarias en Castilla y León, ha asumido la gestión de la  Residencia San Luis, perteneciente a la Compañía de Jesús en la localidad vallisoletana de Villagarcía de Campos.

Con el fin de "colaborar" en la gestión de la residencia y en la "mejora" de los cuidados a los religiosos mayores residentes, se trabajará en una doble vertiente, al asignar personal asistencial a este nuevo servicio y al coordinar los recursos humanos y los materiales de la residencia, según han comunicado fuentes del centro a Europa Press.

  

El director del Centro Hospitalario Benito Menni, Antonio Rodríguez, ha explicado que se trata del inicio de un nuevo servicio de Gestión de Residencias de Institutos Religiosos, desde su "experiencia" y con una forma de hacer conforme a los "valores" que comparten.

  

El edificio que alberga la residencia está construido sobre los restos del antiguo Noviciado de la Compañía de Jesús del siglo XV y XVI, y está rodeada de un entorno natural "privilegiado".

  

El Benito Menni cuenta con una "larga tradición" en la atención geriátrica y sociosanitaria en general que le ha permitido convertirse en el primer Centro de Rehabilitación Integral de Castilla y León.

  

Aunque es conocido principalmente por la asistencia a la enfermedad mental, el Centro dispone también de unas remodeladas unidades de Cuidados Paliativos, Daño Cerebral - una de las cuatro en España-, Tratamiento Rehabilitador del Ictus, Atención a la Dependencia, Infanto Juvenil y Válidos.

  

El Centro Benito Menni inauguró el pasado mes de marzo una nueva unidad de mayores válidos con 15 plazas, destinada a los mayores no dependientes, que se valen por sí mismos pero que necesitan un hogar que, además, permita la "convivencia" con otras personas y mantener las relaciones sociales.

  

En la actualidad, se desarrolla un abanico de actividades de ocio, que a su vez, van encaminadas a "mejorar" la psicomotricidad, las capacidades físicas, cognitivas y psíquicas.

  

Engloba desde informática, artesanía, teatro y otros programas socioculturales, hasta horticultura, a través de lo que se ha denominado 'El Jardín de la Hospitalidad'.