El Bayern es el supercampeón

Los jugadores del Bayern Munich elevan al cielo su trofeo de supercampeones

El equipo de Pep Guardiola empató el encuentro en la última acción de la prórroga y resolvió a su favor el partido en la tanda de penaltis. 

El Bayern de Múnich ha conquistado en Praga (República Checa) la primera Supercopa de Europa de su historia tras derrotar al Chelsea en un agónico partido resuelto en la tanda de penaltis, después de que Javi Martínez empatase a dos en el último minuto del tiempo extra (2-2), con el Chelsea resistiendo heroicamente con diez hombres el asedio germano.

 

El Chelsea, derrotado el pasado año ante el Atlético, acarició la Copa gracias al oportunismo de Hazard y al inconmensurable Cech pero su resistencia encontró un amargo final en el tiempo extra, con el Bayern hallando un gol que derivaría en un triunfo en penaltis, después de que Lukaku errase el único penalti de la tanda (5-4).

 

La victoria supone el primer título de Pep Guardiola con el Bayern, después de no haber podido conquistar la Supercopa alemana ante el Borussia Dortmund. Y lo consigue además ante un viejo conocido, con el que vivió mil batallas en España.

 

Y es que como si nada hubiese cambiado en partidos con ambos técnicos, el duelo comenzó con el balón para el equipo dirigido por Guardiola y una presión muy arriba de los pupilos de Mourinho. Distintos equipos, mismo guión. El Bayern asumió el peso del partido queriendo hilar cualquier acción desde atrás mientras el Chelsea esperaba aguardando ataques directos.

 

Mandzukic, incansable todo el duelo, avisó con un remate de cabeza en el minuto dos. Pero el que golpeó primero fue el Chelsea. Letal al contraataque, como anticipó Guardiola en la previa. El conjunto inglés no necesitaba el balón, sí los espacios. Y los tuvo cuando Hazard arrancó con el Bayern corriendo hacia atrás, encontró a Schürrle en la derecha y éste la puso al centro del área.

 

Allí estaba Fernando Torres, en el sitio del 'nueve', dispuesto a engordar su relación de amor con las finales. El madrileño enganchó un remate inapelable teledirigido a la escuadra izquierda de Neuer. El Chelsea no avisó, golpeó. Pero el contexto no iba a cambiar.

 

Ribéry, premiado este jueves como 'Jugador del Año' en Europa, cogió las riendas del partido y buscó a Cech de forma personal. No fueron uno ni dos sino tres los remates desde el perfil izquierdo al palo largo que intentó en la primera mitad. Sólo el primero de ellos obligó a un esfuerzo vital al meta checo pero su insistencia acabaría teniendo recompensa.

 

El Chelsea, ordenado hasta el infinito, parecía estar cómodo con un escenario en el que el Bayern vivía prácticamente en su frontal del área, pero sin hallar resquicio para perforar su muralla. La respuesta estaba en disparos lejos y Ribéry, omnipresente, la acabó encontrando.

 

A los dos minutos de la reanudación el francés, iniciando de nuevo desde el perfil izquierdo del ataque, buscó un remate lejano, esta vez al palo corto, que niveló el partido. Bofetón a los 'blues' con toda la segunda mitad por jugar y antesala a los minutos más brillantes del conjunto de Guardiola, un huracán de fútbol durante los siguientes quince minutos sin el premio del gol.

 

EL CHELSEA SE QUEDA CON DIEZ Y PLANTA UN MURO

 

El Bayern no desniveló el partido y el Chelsea se agrandó. Aplacó la brillantez de su rival y disfrutó de ocasiones para noquearlo, todas a balón parado. Primero Ivanovic, rematando al travesaño, y luego David Luiz, con un cabezazo a bocajarro que salvó Neuer, tuvieron la victoria en sus cabeza.

 

Con los alemanes en un momento bajo, el brasileño Ramires se encargó de hacerles un favor cuando el partido se dirigía a la prórroga. Una salvaje entrada del centrocampista del Chelsea supuso su segunda amarilla y derivó en un paso atrás descarado de su equipo, por pura necesidad. Mourinho convirtió entonces a sus jugadores en guerreros dispuestos a sobrevivir. Y lo hicieron.

 

Con uno menos y el Chelsea dispuesto a meter ya ocho hombres en su área para aguantar, Hazard creó contra pronóstico una maravilla que parecía valer un título. El belga arrancó desde la izquierda y soltó un latigazo que sorprendió a Neuer a los dos minutos del comienzo del tiempo extra.

 

El escenario se radicalizó, con el Chelsea atrincherado y el equipo de Guardiola repitiendo una historia ya vivida, asedio absoluto sin el gol. Petr Cech se hizo gigante y lo contuvo todo, remates de todos lados incluida una falta a Ribéry a tres minutos de final. El Chelsea vio la Supercopa de cerca, la tocó incluso con las manos, pero resultó no ser suya.

 

En seguramente su última acción de ataque, el Bayern encontró a Javi Martínez solo en el segundo palo para, con la izquierda, esfumar el triunfo del Chelsea. El 2-2 con el tiempo casi cumplido fue un regalo para los alemanes que veían imposible superar a Cech y un castigo terrible para los londinenses, hipercompetitivos.

 

La tanda acabó desnudando la juventud de Lukaku y dando al Bayern el honor de 'Supercampeón' ante un Chelsea que vendió carísima su derrota y mostró el 'sello Mourinho' en todo momento. El Bayern, aún en proceso de aprendizaje con Guardiola, cierra agosto con una victoria que alimenta su esperanza.

 

FICHA TÉCNICA

 

BAYERN DE MÚNICH: Neuer, Rafinha (Javi Martínez, min.55), Boateng, Dante, Alaba, Lahm, Kroos, Müller (Götzer, min.70), Robben (Shaquiri, min.94), Ribéry y Mandzukic.

 

CHELSEA: Cech, Ivanovic, David Luiz, Cahill, Cole, Lampard, Ramires, Hazard (Terry, min.113), Oscar, Schürrle (Mikel, min.86) y Torres (Lukaku, min.97).

 

GOLES

   0-1, min.8: Torres.

   1-1, min.47: Ribéry.

   1-2, min.93: Hazard.

   2-2, min.120: Javi Martínez.

 

PENALTIS

   1-0, Alaba.

   1-1, David Luiz.

   2-1, Kroos.

   2-2, Oscar.

   3-2, Lahm.

   3-3, Lampard.

   4-3, Ribéry.

   4-4, Cole.

   5-4, Shaquiri.

 

ÁRBITRO: Jonas Eriksson (SUE). Amonestó a Ribéry (min.22) y Boateng (min.83) por parte del Bayern; y a Cahill (min.41), David Luiz (min.65), Torres (min.89), Lukaku (min.98), Cole (min.116) e Ivanovic (min.119) por parte del Chelsea. Expulsó por doble amonestación a Ramires (min.63 y min.85).

 

ESTADIO: Stadion Eden de Praga.