El Barcelona se derrumba en una 'Semana Negra'

Los culés, que llegaron cabizbajos y en depresión a Granada se marchan más tocados aún, quizá diciendo adiós a otro título.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

GRANADA: Karnezis; Nyom, Ilori, Murillo (Mainz, min.88), Foulquier; Iturra, Fran Rico, Recio; Brahimi (Bravo, min.65), Piti (Coeff, min.70) y El Arabi.

  

BARCELONA: Pinto; Montoya, Mascherano, Busquets (Alexis, min.73), Adriano (Alba, min.68); Song, Cesc, Iniesta; Pedro, Messi, Neymar.

 

GOL:

  

1 - 0, min.16, Brahimi.

  

ÁRBITRO: Delgado Ferreiro (C. País Vasco). Amonestó a Neymar (min.44), Messi (min.65) y Sergio Busquets (min.67) en el Barcelona.

  

ESTADIO: Los Cármenes.

El FC Barcelona se la pegó (1-0) en Granada tres días después de hacerlo en la Liga de Campeones con lo que condena sus opciones de revalidar el título liguero a un tropiezo del Atlético o Real Madrid a falta de cinco jornadas para el final, después de una dolorosa derrota en Los Cármenes en la que los de Gerardo Martino no pudieron dar la vuelta al tanto en la primera mitad de Brahimi.

  

Después de decir adiós a la 'Champions' cayendo con claridad el miércoles ante el Atlético en cuartos de final, el Barça casi hizo lo propio en la competición doméstica ante un Granada que dio un paso de gigante hacia la salvación. Los andaluces apretaron los dientes ante un equipo tocado en lo anímico y en lo físico, que contó con una defensa de circunstancias y una clara falta de confianza a la hora de definir que les pasó factura.

  

Los culés terminaron apretando y sitiando la portería rival con el objetivo de al menos sacar un empate con el que seguir dependiendo de sí mismos, con el duelo directo ante los de Simeone en la última jornada de Liga, siempre que no hubiese más tropiezos. Sin embargo, con la inercia ofensiva no fue suficiente y los locales, con Karnezis sustituyendo a Roberto bajo los palos con gran acierto, dieron una nueva estocada a un Barça que el miércoles próximo se mide al Real Madrid en la final de Copa.

  

Los de Alcaraz sin duda vieron el camino hacia la sorpresa tras el partido de los culés contra los atléticos. El técnico de los andaluces ya confesó que no fue nada novedoso, que es la manera de hacer daño a los azulgranas, y el Granada lo puso en práctica con acierto. El Barça encontraba la salida a la presión local con las bandas de Neymar y Pedro, pero sin hacer daño ni dar la velocidad necesaria.

  

Y es que la entrega del Granada exigía una versión más precisa de los de Martino cuando aparecían los huecos. Por si fuera poco, los de Alcaraz se adelantaron en el marcador con apenas tres pases, que bastaron para plantar delante de Pinto a Brahimi. La elección de Busquets como central no solo no salió bien atrás sino que en el centro del campo se notó su ausencia. Montoya, desacertado también en el gol rival, lavó su imagen completando una buena primera mitad subiendo por su banda.

  

Los mejores minutos de los azulgranas sufrieron un parón ya hasta la segunda mitad por los rifirrafes de Neymar con Iturra y Nyom. El brasileño le puso intensidad al ataque visitante, que terminó de irse arriba tras el paso por los vestuarios.

 

El Granada desapareció en la segunda mitad, aunque pudo sentenciar en alguna contra, y el Barça gozó de buenas ocasiones pero el gol y algo más de fluidez fallaron en un día clave. Los culés, que llegaron cabizbajos y en depresión a Granada se marchan más tocados aún, quizá diciendo adiós a otro título.