El Barcelona se alía con la épica para derrotar a un serio Valencia

El Barça volvió a marcharse sin derrota del exigente feudo 'che' por octavo año consecutivo, pero de nuevo fue un partido sufrido y peleado.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

VALENCIA CF: Alves; Barragán, Mustafi, Otamendi, Gayà; Javi Fuego, Parejo (Filipe, min.84), André Gomes, Feghouli; Negredo (Alcácer, min.82) y Rodrigo (De Paul, min.72).

  

FC BARCELONA: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu (Rakitic, min.68), Alba; Mascherano, Busquets, Xavi (Rafinha, min.80); Luis Suárez (Pedro, min.80), Messi y Neymar.

 

GOL:

   0- 1, min.94, Busquets.

  

ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó a Barragán (min.20), Mustafi (min.27) y Rodrigo (min.70) por parte del Valencia. Y a Mathieu (min.8), Piqué (min.20), Alba (min.29) y Messi (min.94) en el Barcelona.

  

ESTADIO: Mestalla.

Un gol de Sergio Busquets con el tiempo cumplido dio los tres puntos (0-1) al FC Barcelona en el duelo que enfrentó a los culés con el Valencia en Mestalla, correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga BBVA, una intensa batalla con opciones para ambos que terminó decantándose del lado azulgrana, con lo que los de Luis Enrique se mantienen a dos puntos del líder Real Madrid.

  

El Barça volvió a marcharse sin derrota del exigente feudo 'che' por octavo año consecutivo, pero de nuevo fue un partido sufrido y peleado como suelen resultar los choques entre estos dos equipos en Mestalla. La falta de acierto o la gran actuación de Bravo y Alves mantuvieron sin goles el duelo hasta que en la última jugada un primer remate de Neymar, rechazado por el meta local, llegó a los pies de 'Busi', que endosó al Valencia su primera derrota liguera en casa.

  

A pesar de la victoria, lo más importante eso sí en noches como esta, los de 'Lucho' dejaron esfumarse gran parte de las buenas sensaciones acumuladas en los últimos encuentros. El técnico asturiano alineó en el centro del campo a Mascherano y al, a la postre, héroe visitante, junto a Xavi, en un nuevo experimento, forzado también por la cantidad de minutos de Rakitic y la lesión de Iniesta, pero como ocurriese en el Santiago Bernabéu, en una plaza quizá arriesgada para apostar.

  

Y es que, el nuevo proyecto valencianista, en un momento de zozobra tras dos jornadas sin ganar, buscó con ahínco una inyección de moral ante un grande de la Liga. Los locales no cejaron en la pelea y tuvieron sus ocasiones para aguar el momento azulgrana. Con pases largos como único recurso para generar peligro en las filas visitantes, el Barça se fue al descanso echando por tierra la mejora que parecía confirmada con las goleadas a Sevilla y APOEL, marcadas por un Messi de récord en récord con sus dianas.

  

Sin embargo, el argentino estuvo ausente, sin conectores en el centro del campo ni chispa. Neymar fue el más activo, mientras que Suárez, que anotó el martes en Chipre su primer gol oficial, no disfrutó del mismo acierto o se encontró con decisiones erróneas de los auxiliares. No fue hasta la segunda mitad, cuando Luis Enrique colocó a los suyos en su sitio y los locales comenzaron a acusar el esfuerzo y a casi firmar el empate, cuando se vio a un Barça más peligroso, que eso sí, tuvo que tirar de épica para no descolgarse de cabeza.

  

Los de Nuno Espiritu Santo generaron serias dudas en la novedosa estructura culé. El intercambio de golpes, en sentido literal también, no trajo ocasiones claras en ninguna portería en los primeros 45 minutos, destacando la actuación de André Gomes en los locales y de Neymar en el otro bando. Tras el paso por los vestuarios, el Valencia ganó más terreno al Barça, sufriendo en una disposición que incluso obligaba a Piqué a sacar un disparo de Rodrigo bajo los palos. Bravo también tuvo que lucirse poco después.

  

Por inercia quizá, la entrada de Rakitic hizo recular al Valencia, llegando ahí un tanto de Suárez que no subió al marcador por un inexistente fuera de juego. El partido pasó a jugarse en campo del Valencia, aunque los locales manejaban con peligro la opción de la contra. Forzando, Luis Enrique quemaba naves en los últimos minutos con la entrada de Pedro y Rafinha, pero el Valencia, muy serio atrás con Mustafi y Otamendi, repelía los intentos azulgranas por asaltar Mestalla por primera vez esta temporada.

  

Finalmente, con el tercer minuto de añadido recién cumplido, el Barça perforó la meta de un gran Alves para sumar 31 puntos y seguir a dos del Madrid, evitando también verse empatado en la tabla con otro que no falla, el Atlético de Madrid. El Valencia defendió con entrega su feudo pero terminó con una derrota que le deja en quinta posición, superado por un Sevilla que se reencontró con la victoria (5-1) ante el Granada.