Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Barcelona se abre paso a semifinales a base de triples

Hezonja dirige la pelota ante el Valencia Basket

Los azulgrana aprovecharon su idilio con el 6,75 ante un Valencia Basket que luchó hasta el final.

 

FICHA TÉCNICA


FC BARCELONA: Huertas (4), Oleson (9), Thomas (2), Doellman (16) y Tomic (14) --cinco inicial-- Satoransky (3), Abrines (16), Hezonja (13), Navarro (4), Pleiss (4), Lampe (-) y Nachbar (-).

VALENCIA BASKET: Nedovic (2), R. Martínez (8), Sato (10), Aguilar (10) y Loncar (9) --cinco inicial--; Van Rossom (11), Dubljevic (19), Ribas (4), Harangody (7), Lucic (-), Vives (-) y Guardia (-).

PARCIALES: 25-21, 19-17, 18-19 y 23-23.

ÁRBITROS: Juan Carlos Arteaga, Emilio Pérez Pizarro y Carlos Cortés. Sin eliminados.

PABELLÓN: Gran Canaria Arena.

El FC Barcelona se convirtió en el primer semifinalista de la Copa del Rey, en un encuentro en el que Valencia Basket tuvo su opción gracias al buen hacer de Dubljevic (19 puntos), pero en el que se impuso el acierto azulgrana desde la línea de 6,75 m del Gran Canaria Arena, con 13 triples de 21 intentos que hicieron destacar a Doellman (16 puntos), Abrines (14) o Hezonja (13), además de Tomic (14).

Con un partido intenso desde el salto inicial, Sato se erigió como primer protagonista del encuentro, con 7 puntos en unos primeros cinco minutos en los que puso a prueba al bloque azulgrana, tras lo que Doellman y Aguilar tuvieron un primer 'pique' anotador casi obligado por la dificultad de Valencia para encontrar a sus exteriores.

En previsión de un partido intenso, Duran y Pascual rotaban a los jugadores en pista, pudiendo deleitarse el público con un Dubljevic con ganas de reencontrarse con su mejor versión, eclipsada por la fulgurante aparición de Mario Hezonja, que ponía fin al primer cuarto con un triple sobre la bocina que confirma que está de dulce (25-21).

Tras la aparición del croata, un triple de Abrines ponía la máxima en el marcador de los azulgrana (+7), pero los taronja reaccionaban jugando alrededor de Dubljevic, que les dejó huérfanos de referencia interior por las faltas, propiciando un desajuste en forma de pérdidas que aprovechó el Barcelona para marcharse de nuevo (44-38).

Después de llegar a los diez de diferencia tras el descanso, y con Ribas repartiendo juego, los de Durán cerraron filas en defensa, desquiciando incluso a Hezonja, y a pesar de que al principio no tuvo fruto, con canastas imposibles a seis décimas de posesión incluidas, finalmente el marcador se apretó antes del cuarto decisivo (62-57).

Con Dubljevic fresco, el Valencia lo empezaba acercándose a tres, pero Abrines extendía su idilio con el triple (4 de 4) para bajarle los humos a los taronja, que apuraron sus opciones hasta el último resquicio, cuando Doellman o Tomic dejaron de atormentarles, y en el que fallaron dos tiros abiertos que decidieron el encuentro.

 

Noticias relacionadas