Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Barcelona gana con lo justo y espera a Lokomotiv en Play Off

El equipo de Xavi Pascual despertó tarde aunque a tiempo para evitar una derrota que hubiera dado pie a la única y remota opción de quedar eliminados.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ZALGIRIS KAUNAS: Vecvagars (13), Seibutis (10), Ulanovas (7), Vene (4), Jankunas (11) --cinco inicial--; Randle (6), Lekavicius (-), Motum (4), Vougioukas (4), Sajus (-), Hanlan (-).

  

FC BARCELONA LASSA: Satoransky (8), Oleson (-), Perperoglou (5), Doellman (5), Dorsey (12) --cinco inicial--; Ribas (14), Abrines (6), Navarro (10), Vezenkov (-), Arroyo (4), Tomic (2).

 

PARCIALES: 16-16, 18-12, 14-21 y 11-17.

 

ÁRBITROS: Mantyla (FIN), Sahin (ITA) y Hordov (CRO). Eliminaron a Ulanovas en el Zalgiris.

 

PABELLÓN: Zalgirio Arena, 9.090 espectadores.

El FC Barcelona Lassa ha obtenido con suspense el billete fácil para los 'play-offs' y como tercero de grupo al superar al Zalgiris Kaunas (59-66) en un mal partido en el que despertaron tarde aunque a tiempo para evitar una derrota que hubiera dado pie a la única y remota opción de quedar eliminados, si bien los blaugranas deberán mejorar de cara a los cuartos de final la imagen dada y el acierto que tuvo en el Zalgirio Arena.

  

Los lituanos se despiden con derrota de la Euroliga pero en un partido en el que no se rindieron hasta el último minuto, cuando el despegue del FC Barcelona fue crucial. Tras la aparición de Pau Ribas y sus tres triples consecutivos el equipo catalán cogió aire y fuerzas, acabó confirmando un partido en el que fue de menos por una mala primera parte a más con un final más cómodo y acertado y selló el pase a los 'play-offs' como tercero de grupo.

  

A falta de saber si el rival será el Panathinaikos o el Lokomotiv Kuban Krasnodar, el Barça abandonó Zalgiris Kaunas con los deberes hechos. Con lo mínimo necesario para ganar y pasando más apuros de lo deseado o esperado ante unos lituanos que no se jugaban más que el orgullo, pero lo hicieron. Con un gran Joey Dorsey, y el ritmo final de Ribas y Satoransky, el Barça no titubeó cuando hizo falta estar sereno y, con más cabeza que no buen baloncesto, selló el triunfo.

  

Y eso que llegó a perder de 7 puntos (14-7) y de 6 al descanso (34-28) fruto de una muy mala primera parte en la que se dejaron llevar por un ritmo lento donde el Zalgiris estuvo más cómodo. Cambiar ese chip, imprimir de ritmo al partido y quitarse la presión de encima fue clave en un Barça que aún así tuvo que remar para hacer frente, en general, a un mal duelo colectivo. No aparecieron hombres clave, ni los secundarios, y vivió prácticamente del buen acierto de tres hombres.

  

La aparición de Pau Ribas, que volvía al equipo tras lesión, fue estelar. En el tercer cuarto fue quien llevó al Barça arriba con tres triples seguidos, acabando con un nulo porcentaje hasta el momento que únicamente había podido maquillar Navarro. Con ese impulso el Barça se puso arriba, y no lo hacía desde el 0-2 inicial, y empezó a desperezarse. Un punto de inflexión necesario y que llegó a tiempo, justo para iniciar el cuarto final con un corto 48-49 pero viendo el camino a seguir hasta la tercera posición del grupo y hacia el 'play-off'.

  

Los únicos blaugranas que estuvieron metidos durante todo el partido en el choque fueron el capitán Juan Carlos Navarro, aportando juego y tiro exterior siendo ahí un oasis, y el pívot Joey Dorsey, foco de todo ataque blaugrana en la pintura y que brilló en anotación y rebote, con dobles figuras, pero también fue el autor del gran 'pero'; su porcentaje en tiros libres. El estadounidense acabó con 2 de 9 desde la línea. Con el resto de blaugranas lejos de sus guarismos habituales el Zalgiris, sin hacer un gran partido, estuvo arriba.

  

Ante un Zalgiris que es el segundo peor ataque de este 'Top 16' con 72,92 puntos de media por encuentro, y la peor defensa con 85,61 puntos recibidos de media, el Barça no supo hacer correr el balón ni llevar el partido a un ritmo alto de anotación que hiciera aflorar este doble problema de los lituanos. De hecho, el marcador al descanso era un escueto y escaso 34-28. Si en algún escenario podía estar cómodo el equipo de 'Saras' Jasikevicius era ese.

  

Con un total de 11 pérdidas al descanso, por solo 2 recuperaciones y con 6 únicas asistencias, el Barça contribuyó a ir por debajo. Aciagos en acierto, faltos de ideas y de confianza, se empequeñecieron ante un colista ya eliminado hace jornadas que únicamente buscaba salvaguardar su honor en el adiós a la Euroliga. Al final cambió esta dinámica el Barça Lassa, para dejar el balance particular de esta temporada con Zalgiris en 3-1, para poner la rúbrica a un buen final de 'Top 16' e ir como tercero, y no cuarto, a los 'play-offs'.