El Barcelona debuta con derrota en el infierno de Esmirna

Álex Abrines entra a canasta ante Gabriel, del Karsiyaka

Los de Xavi Pascual pierden ante el vigente campeón de la Liga turca. 

 

FICHA TÉCNICA


PINAR KARSIYAKA IZMIR: Sipahi (5), Justin Carter (11), Josh Carter (4), Gabriel (12) e Iverson (16) --quinteto inicial--; Altintig (-), Baygul (-), Palacios (8), Gonlum (5), Ragland (10) y Koc (-).

FC BARCELONA LASSA: Arroyo (6), Ribas (4), Abrines (2), Doellman (14) y Tomic (5) --quinteto inicial--; Navarro (4), Lawal (5), Satoransky (3), Oleson (5), Perperoglou (11), Vezenkov (2) y Samuels (1).

PARCIALES: 18-18, 11-9, 25-11, 17-24.

ÁRBITROS: Lamonica (ITA), Herceg (CRO) y Petek (SLO). Eliminado por faltas personales Justin Carter.

PABELLÓN: Karsiyaka Arena. 4.850 espectadores.

El FC Barcelona Lassa perdió este jueves su primer partido de Euroliga (71-62) en la cancha del Pinar Karsiyaka Izmir, el campeón de Turquía, y lo hizo mostrando una pobre imagen en un choque gobernado de principio a fin por los turcos, que disputaban su primer partido de la historia en Euroliga.

El conjunto español no pudo continuar con su dinámica ganadora, tras vencer la Supercopa de España y al CAI Zaragoza en su debut en ACB, y cayó derrotado en Esmirna ante una multitud enfervorizada, pues la afición del Karsiyaka es considerada como una de las más ruidosas de todo el país otomano.

En una primera mitad muy igualada, el equipo blaugrana no logró despegarse en el marcador de su voluntarioso rival, que encontró en Colton Iverson, ex del Caja Laboral (12 puntos), su máximo anotador. Por parte del Barça fue Justin Doellman, con 6 puntos, el hombre más destacado, aunque la profundidad de la plantilla culé ayudó al estadounidense en la faceta ofensiva.

El segundo cuarto tuvo como protagonista el desacierto anotador por parte de ambos equipos, tanto es así que el parcial acabó con un paupérrimo 11-9 a favor de los turcos. Las buenas defensas, sumadas a las imprecisiones ofensivas, fueron las causantes de tan floja anotación.

Así pues se llegó al descanso con el 29-27 en el electrónico. El desacierto en tiros de tres del Barcelona --dos triples anotados de 13 lanzados, ambos en el primer cuarto-- fue un factor clave para que el equipo de Xavi Pascual no se marchase por delante en el marcador al vestuario.

UN TERCER CUARTO PARA OLVIDAR

El tercer cuarto arrancó con pésimas noticias para el equipo catalán, un parcial de 8-0 a favor de los de Esmirna obligó a Xavi Pascual a pedir un tiempo muerto, aunque su equipo nunca llegó siquiera a reducir la diferencia en el marcador.

Las pérdidas del Barça, la poca intensidad en defensa, y el acierto ofensivo, ahora sí, del Pinar Karsiyaka condenaron al Barcelona, que acabó el cuarto 16 puntos abajo (54-38) a falta de sólo un asalto por jugar.

Fue entonces cuando el Barcelona Lassa mostró cierto orgullo, y, cimentado en dos triples de Doellman al comenzar el último acto, amagó con realizar una remontada que nunca llegó a efectuarse. Juan Palacios sofocó cualquier intento culé de reengancharse al partido con varias acciones de mérito.

No dio tiempo para más, el Pinar Karsiyaka se adjudicó la primera victoria de la competición, regalando así el triunfo a sus incondicionales seguidores, y se coloca líder del grupo C de la Euroliga a falta de los otros resultados de la primera jornada.