El Barcelona abusa de un Madrid a medio gas antes de la 'Final Four'

El conjuntro de Pablo Laso no pudo contar con su capitán Felipe reyes por precaución pero llegará a la 'Final Four' de Milán.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Huertas (6), Oleson (5), Papanikolaou (18), Lorbek (6) y Tomic (12) --cinco inicial--; Pullen (10), Navarro (3), Dorsey (-), Nachbar (6) y Abrines (20).

  

REAL MADRID: Llull (13), Rudy Fernández (4), Darden (2), Mirotic (19) y Bourousis (9) --cinco inicial--; Sergio Rodríguez (13), Díez (3), Mejri (5), Slaughter (4) y Carroll (3).

  

ÁRBITROS: Martín B, Peruga, Pérez Niz. Rudy Fernández fue eliminado tras ver dos técnicas.

  

PABELLÓN: Palau Blaugrana. 7.002 espectadores.

El FC Barcelona se ha impuesto con mucha facilidad al Real Madrid (86-75) en un partido, perteneciente a la jornada 32 de la Liga Endesa, que se repetirá el próximo viernes en la 'Final Four' de la Euroliga en Milán y al que tras lo visto en el Palau Blaugrana los de Xavi Pascual llegan en mejor forma.

  

No había mucho en juego este sábado en la cancha del Barcelona en lo que a la liga se refiere. Lo que sorprendió por tanto fueron las diferencias que se vieron en uno y otro equipo a seis días vista de cruzarse en las semifinales de la 'Final Four'. Un Madrid líder, llegó al Palau habiendo sufrido tan solo una derrota en 31 jornadas y se fue de allí tras dar la peor imagen de los de Pablo Laso en las últimas dos temporadas.

  

Los blancos estuvieron fuera del encuentro desde el inicio y llegaron al final del primer cuarto once puntos abajo y con una anotación paupérrima (21-10). La culpa de esto la tuvo en parte la intensidad de los locales y un Ante Tomic que se paseó por la zona madridista y que por aquel entonces ya llevaba 8 puntos y 3 rebotes.

  

La entrada de la segunda unidad refrescó un poco a los visitantes, que consiguieron detener la hemorragia y llegar al descanso aún vivos en el partido (42-32). Aunque la sensación que dieron en todo momento fue la de un equipo que no estaba metido, mientras que enfrente los de Pascual enseñaban a su rival que si hace unos meses el Madrid era favorito para ganarlo todo, ahora tendrán que sudar para superarles. El tercer cuarto fue un reflejo de esto.

  

Tras el paso por vestuarios, el ciclón barcelonista arrasó con todo lo blanco que había sobre el parqué. Y lo hizo de la mano de unos inconmensurables Abrines (20 puntos en 17 minutos) y Papanikolau, que demostraron que no solo sabe hacer daño el Barça por dentro. En los de Laso, no se salvó nadie, si acaso un Mejri que pareció ser el único 'enchufado' en el partido pero al que Laso solo tuvo 12 minutos en pista a pesar de ser el mejor de su equipo, en ocasiones no se entiende la poca fe del técnico blanco en el pívot tunecino.

  

El tercer parcial concluyó con el Barcelona 22 puntos arriba (72-50), lo que hizo que el último cuarto fuese simplemente un trámite. Un trámite en el que no participó Rudy, que por entonces ya se encontraba en el vestuario tras ver dos técnicas seguidas por protestar. Los últimos minutos permitieron a los madridistas maquillar el electrónico.

  

Por lo tanto a seis días para encontrarse en Milán, el Barcelona golpeó primero y dejó claro que con el paso de la temporada el bloque blaugrana se ha ido haciendo un equipo muy sólido. En cuanto al Madrid, parece que no llega en su mejor momento a la 'Final Four', pero nadie debe olvidar que este equipo ha hecho historia esta temporada y ha practicado el mejor juego que se recuerda en el Viejo Continente en muchos años.

  

Además para ese día contarán con Felipe Reyes que fue baja por precaución. Así pues final anticipada la que se vivirá entre los dos conjuntos españoles este viernes en el segundo partido de la 'Final Four'.