El Barça recurrirá la petición de Ruz y denuncia la "anormal celeridad" de los trámites

El FC Barcelona ha asegurado después de conocer que el juez Pablo Ruz ha propuesto juzgar al presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, a su antecesor Sandro Rosell y al propio club como entidad jurídica por un presunto fraude fiscal de más de 13 millones de euros cometido en el fichaje del jugador Neymar, que recurrirá dicha petición y ha mostrado su denuncia por la "anormal celeridad" de los trámites de Ruz.

En un comunicado, el club blaugrana asegura que "no comparte" la resolución del juez y argumenta que "no es cierto que se haya cometido delito alguno", además de anunciar que interpondrá recurso contra esta resolución, aunque este anuncio tenga que ser "de carácter virtual" porque asegura que a los abogados del club, de Bartomeu y de Rosell no les consta aún ninguna notificación formal del Juzgado.

Destaca el texto del club que será "objeto inmediato de denuncia" por parte de la entidad la "anormal celeridad con la que se están ejecutando los trámites". "Una celeridad que no respeta ni los ritmos procesales, ni las garantías de las partes, como, por ejemplo, que todavía hoy no se haya escuchado en declaración al representante legal del FC Barcelona, a pesar de que lo acordase el juez de instrucción", reza el texto.

"Causa extrañeza, y toda la inseguridad que se pueda esperar de un tribunal, que ayer la defensa del club denunciara la incompetencia del juez Ruz y que hoy el juez despache mediáticamente el asunto. Se entiende mal, y peor se interpreta, que el día en el que formalmente el juez pide auxilio del Ministerio Público se conozca por los medios informativos el acto en el que el juez ya resuelve esta cuestión, sin que se hayan recibido, o al menos notificado a las defensas, el informe", lamenta el FC Barcelona.

Además, el Barça recuerda que no tolerará más situaciones como ésta, sobre todo cuando se ha ofrecido a "colaborar y explicar desde el principio todos los hechos alrededor del fichaje" de Neymar. "El FC Barcelona quiere enviar un mensaje de tranquilidad a sus socios y trasladarles que, si bien hasta la fecha ha sido especialmente cuidadoso con las formas en este desgraciado asunto, en adelante hará todo lo posible para restablecer las cosas y seguir ofreciendo todos los éxitos posibles a sus socios", concluye el comunicado.

Cabe recordar que este comunicado es fruto de la decisión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, quien ha propuesto juzgar al presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, a su antecesor Sandro Rosell y a la entidad como persona jurídica por un fraude fiscal de más de 13 millones de euros que presuntamente habrían cometido en el fichaje del delantero brasileño Neymar.

El magistrado destaca el protagonismo de Bartomeu "tanto en la génesis de las operaciones contractuales que constituyen la base fáctica del procedimiento", en relación con la contratación de Neymar, "como en el desarrollo del fichaje y en relación al conocimiento, asunción y autorización de los pagos" vinculados a esta operación.

En concreto, el juez atribuye a los procesados tres delitos fiscales: uno de 3,8 millones de euros correspondiente al ejercicio de 2014, ya con Bartomeu como presidente; otro de 2,4 millones de euros que el club habría dejado de abonar en 2011 y un tercero de 6,7 millones correspondiente al ejercicio de 2013.

El magistrado cifra el gasto total que el club realizó para el fichaje de Neymar en 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por Rosell, que cifró la operación en 57,1 millones. La Fiscalía de la Audiencia Nacional elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros al incorporar los 13,5 millones de euros que el Barça abonó en febrero de 2014 a la Agencia Tributaria al presentar una declaración complementaria.