El Barça reclama su billete al 'play-off'

Justin Doellman ante el Brose

Los blaugranas estarán en los cuartos de final si vencen al Zalgiris, ya eliminado, en Kaunas.

 

FICHA TÉCNICA


FC BARCELONA LASSA: Satoransky (3), Oleson (7), Perperoglou (7), Doellman (12), Dorsey (8) --cinco inicial--; Abrines (13), Navarro (2), Vezenkov (-), Arroyo (11), Tomic (12).

BROSE BASKETS BAMBERG: Wanamaker (16), Strelnieks (8), Heckmann (4), Melli (4), Radosevic (2) --cinco inicial--; Zisis (4), Nikolic (-), Staiger (3), Theis (8), Harris (-), Miller (8).

PARCIALES: 18-12, 25-11, 16-18 y 16-16.

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Pukl (SLO) y Herceg (CRO). Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 6.717 espectadores.

El FC Barcelona se ha postulado como equipo de 'play-offs' con su triunfo claro sobre el Brose Baskets Bamberg (75-57) en el Palau Blaugrana, en una penúltima jornada del 'Top 16' de la Euroliga en la que no han conseguido el billete pero lo han reclamado, con una victoria arrolladora sobre unos alemanes que se han dejado buena parte de sus opciones de clasificación en la capital catalana, donde apenas hicieron acto de presencia.

Los blaugranas necesitaban ganar y que Khimki y Real Madrid perdieran para sellar su pase a los cuartos de final en esta jornada. Cumplieron con creces con su parte, superando a un Bamberg que era rival directo, pero vieron como antes de finalizar su partido el Khimki ya había truncado esas opciones de clasificación con otra clara victoria, aplastante, contra un Olympiacos en la cuerda floja (98-66).

De este modo, el Barça tiene el camino allanado, solo tiene que ganar al Zalgiris, ya eliminado, a domicilio. Pista difícil, donde los lituanos intentarán despedirse con un triunfo ante su afición, pero el Barça se jugará el todo por el todo. Controlar y dominar la presión, no irse nunca del partido y llevar el tempo del mismo, lo mismo que esta noche les funcionó ante el Brose Baskets, será el guión a seguir por los de Xavi Pascual.

Este jueves no dieron opción a un Bamberg que en la ida demostró al Barça que, en caso de no jugar al máximo nivel, podían vencerlos. Lo hicieron por un ajustado 74-70, en un final en el que los blaugranas apretaron pero no pudieron darle la vuelta al marcador. Para evitar algo parecido, sabiendo que Bamberg baja su rendimiento lejos del Brose Arena, salieron a marcar terreno pese al 0-5 inicial de los alemanes.

Con una superioridad manifiesta en la pintura, gracias al trabajo de Joey Dorsey y al acierto de Justin Doellman, el Barça recuperó rápido la iniciativa para no perderla más. Se pusieron arriba y amarraron el partido a base de ritmo, de intensidad en ambas canastas, de no titubear en ningún momento. No dieron coba los de Pascual al rival, que en ningún momento encontró su mejor versión en el Palau Blaugrana, donde por cierto tuvieron la compañía y el aliento de centenares de aficionados.

Pero ni con esa fuerza de la grada pudieron con un Barça que en el segundo cuarto arrancó con fuerza, liderado por un inspirado Carlos Arroyo que esta vez dio un releva de enorme calidad a Tomas Satoransky, más discreto. El portorriqueño llevó a mil revoluciones a sus compañeros pero sin perder el control en ningún momento. Y Dorsey, Doellman, Abrines y compañía lo agradecieron y lo aprovecharon. También fue superior el Barça en el rebote, en las asistencias, en el balance de pérdidas y recuperaciones. Pocas lagunas donde el Bamber pudiera indagar.

En este escenario, con un Barça que llegó a ganar de +24 puntos (47-23 y 67-43), el Brose Baskets intentó maquillar un poco el resultado y se llevó el tercer periodo. Pero sin sensación de poder darle la vuelta al partido. Es una característica del equipo de Andrea Trinchieri, no se va del partido ni aunque el resultado le invite a ello. Siguieron metidos, obligando también al Barça a no desconectar del todo. Y así deberán seguir en Kaunas, donde el billete, donde el prestigio, estarán en juego ya sin margen de error.

REGRESO DE NAVARRO

Navarro sufrió una elongación en el bíceps femoral de la pierna derecha, que se produjo en el derbi contra el FIATC Joventut, que le hizo perderse los partidos contra el Real Madrid y el Laboral Kutxa Baskonia en este 'Top 16'.

Este jueves finalmente pudo coger y empezar a sumar minutos en pista, en concreto 17:37 con una aportación de 2 puntos, 1 rebote y 2 robos. Estuvo discreto pero estará ya más rodado para la última y decisiva jornada en Kaunas.