El Barça minimiza al Baskonia

Abrines se cuelga del aro ante el Laboral Kutxa

Abrines, con 18 puntos, lidera el estreno blaugrana.

 

FICHA TÉCNICA


FC BARCELONA: Huertas (13), Navarro (13), Thomas (-), Doellman (9), Tomic (11) --posible cinco inicial--; Oleson (7), Hezonja (1), Eriksson (-), Abrines (18), Pleiss (12), Lampe (-), Nachbar (3).

LABORAL KUTXA: Heurtel (4), Tillie (10), Johnson (12), Bertans (24), Iverson (2) --cinco inicial--; Perkins (-), Diop (-), San Emeterio (11), y Gomes (2).

PARCIALES: 24-12, 21-25, 13-12 y 29-16.

ÁRBITROS: Bultó, Peruga y Martínez Díez. Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Blaugrana. 4.274 espectadores.

El FC Barcelona venció sin apuros al Laboral Kutxa (87-65) en uno de los partidos que inauguró este sábado la nueva temporada de la Liga Endesa, en donde destacó el joven Álex Abrines, máximo anotador blaugrana (18 puntos) y uno de los jugadores más destacados en el triunfo culé.

El equipo de Xavi Pascual nunca se vio con el triunfo en sus manos, pero siempre tuvo una mínima ventaja que no hacía peligrar su botín. Los culés, que ya vencieron al Laboral Kuxta en las semifinales de la Supercopa, repitieron el triunfo en la primera jornada de campeonato.

En esta ocasión, el Barça recurrió a uno de sus jóvenes talentos, un jugador consagrado e internacional con la selección nacional. Es el caso de Álex Abrines, que terminó el encuentro con 18 puntos y fue quien permitó a los barcelonistas cuajar sus primeras ventajas en el electrónico.

De hecho, el excelente partido de Abrines anuló la actuación de Davis Bertans, quién se fue hasta los 24 puntos. Pero de poco sirvieron para el cuadro vasco, que nunca perdió la cara al partido, pero que fue incapaz de dar un golpe sobre la mesa para frenar el colchón del Barcelona en el tiempo de descanso (45-37). Además, para ese momento ya se había ido del parqué Marcus Eriksson, que tuvo que retirarse en camilla tras lesionarse en la rodilla.

Apareció entonces Juan Carlos Navarro y la fiesta fue total para los de casa. El de Sant Feliú de Llobregat anotó los tres triples que intentó --Abrines logró cuatro de cuatro-- y amplió las diferencias según trasladaba el tercer cuarto (68-55), pese al empeño de San Emeterio, otro de los pocos que se salvó en el equipo de Marco Crespi.

En el último tramo, el Barça consolidó el triunfo y dejó al Baskonia sin la posibilidad de llegar con vida al bocinazo final. Marcelinho Huertas y Ante Tomic aportaron 20 puntos entre los dos y amarraron una victoria importante, sobre todo por haber dado la talla tras la inesperada baja de Tomas Satoransky.