El Barça, ante su punto débil de ganar fuera

Barça-Lokomotiv

El FC Barcelona Lassa abre este miércoles la serie del 'play-off' de la Euroliga contra el Lokomotiv Kuban Krasnodar --19.00 horas/C+ Deportes y Esport 3-- con el primero de los dos partidos a domicilio donde deberá superar su punto débil en esta campaña.

Los blaugranas, cuyo buen final de 'Top 16' con cuatro victorias en los últimos cinco partidos les permitió ser terceros en el grupo, abren el 'play-off' con el factor pista en contra y ante un Lokomotiv Kuban Krasnodar que apenas sufrió para ser segundo en el otro grupo. Así, es de obligación ganar por lo menos un partido lejos del Palau Blaugrana para estar en la Final Four de Berlín.

 

Y ahí está, sin duda, el talón de Aquiles de este Barça. Los de Xavi Pascual han jugado doce partidos lejos de casa entre la Fase Regular y el 'Top 16' y únicamente han ganado cuatro de ellos. Fue ante Zalgiris Kaunas por partida doble (78-85 en Fase Regular y 59-66 en la última jornada del 'Top 16'), ante Stelmet Zielona Gora (64-93) y Real Madrid (86-87), esta última la de más prestigio.

 

Es la undécima temporada seguida estando en los 'play-offs', pero el Barça únicamente ha accedido a la Final Four jugando la serie de los cuartos de final en casa. Cuando no tuvo el factor pista a favor, como sucede en esta campaña, el cuadro blaugrana fue apeado de la competición. Sucedió en las temporadas 2006/07 (1-2 ante Unicaja) y 2007/08 (1-2 ante Maccabi), ganando en casa y perdiendo en las dos salidas en ambas ocasiones.

 

Un pasado negro en este sentido que no se aclara en el presente, que presenta dudas. Esas únicas cuatro victorias a domicilio obligan al Barça a dar un paso más, a superar sus miedos y a aprender de lo sucedido esta campaña para sobreponerse y dar un vuelco a la serie. Ganar el primer envite cambiaría del todo este 'play-off' y, si no, sería todavía más importante dar la machada en el segundo para evitar el 'match ball' de los rusos en el Palau.

 

Tampoco sirve como buen augurio repasar los duelos contra el Lokomotiv de esta temporada en la Fase Regular. En casa, en un Palau donde el Barça es un equipo fuerte, ganaron por un ajustado 72-68. Fuera, donde ir por debajo se convierte en una losa que acaba enterrando al equipo, los de Pascual sucumbieron aunque también por un ajustadísimo 78-74, teniendo opciones de triunfo hasta el final.

 

Esa brecha, ese tener cerca el triunfo, da ciertas esperanzas ahora a un Barça que, como también el Lokomotiv, ha ido mejorando sus números en la competición. Serán duelos 'a priori' igualados, donde como apuntó Pascual en la previa pueden marcar los detalles, pero donde a buen seguro el Barça debería olvidar lo realizado hasta el momento y saltar al Basket Hall como si estuviera el título en juego.

 

Se miden a la mejor defensa del momento, ya que el Krasnodar ha encajado únicamente 978 puntos en el 'Top 16', dejando a los rivales en una media de 69,85 puntos por duelo. Además, en ataque cuentan con un equipo polivalente donde los hombres grandes tiran triples y penetran de fuera hacia adentro sin problemas, como tampoco sufren si en defensa quedan emparejados con hombres exteriores del rival. Dar una vuelta de tuerca en defensa y en ataque será clave para que el Barça pueda ganar en Krasnodar a un rival que, eso sí, llega menos rodado.

 

Los Delaney, Singleton, Randolph o el internacional español Víctor Claver son los hombres importantes de un Krasnodar que se ha reforzado con Janning. Tienen menos fondo de armario que el Barça, pero su fuerza física y su versatilidad les hace únicos y hará que en el bando blaugrana no den con la tecla para anulares con facilidad. Que el Barça corra y dé ritmo al partido ayudaría a inquietar a la sólida defensa rusa, y que los blaugranas lleguen sin bajas, sin contar la de Lawal, también puede ser pieza importante a mover por Pascual en esta serie.

 

También el hecho de que el Barça haya sufrido más en su grupo del 'Top 16' para acceder a los 'play-offs', jugando prácticamente todo 'finales' en las últimas jornadas, podría haber dejado más preparados a los blaugranas ante una serie tan determinante como esta. El Lokomotiv, clasificado antes de la última jornada y en un grupo más flojo, deberá reengancharse a la máxima competición cuanto antes. Si será beneficioso o no para el Barça se verá en un primer duelo que puede marcar la serie.