El Banco de España estima que la economía creció un 0,4% en el primer trimestre

Nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.

El Banco de España estima que el PIB aumentó un 0,4% en tasa entre enero y marzo de este año, frente al 0,2% del trimestre anterior, lo que situaría por primera vez la tasa interanual también en terreno positivo, con un alza del 0,5%, tras nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.

 

En su último boletín económico, la autoridad monetaria indicó que la demanda nacional se incrementó levemente en tasa intertrimestral (+0,2%), apoyada en un comportamiento de los componentes privados del gasto relativamente similar al trimestre previo, caracterizado por avances en el consumo privado y la inversión empresarial.

 

A su vez, prevé una contribución positiva de la demanda exterior neta al crecimiento intertrimestral del PIB de dos décimas, inferior en todo caso a la del tramo final del año pasado.

 

Concretamente, la autoridad monetaria señala que la renta disponible de los hogares podría experimentar en 2014 un aumento moderado. A su vez, estima que la inversión residencial siguió ralentizando su nivel contractivo, en un contexto en el que la demanda de vivienda continuó débil. Por otro lado, la absorción del importante 'stock' sin vender avanza lentamente, lo que retrasa el inicio de construcción de obra nueva en muchas zonas.

 

 

CRECE LA INVERSIÓN EN BIENES DE EQUIPO

 

Sobre la inversión empresarial, apunta que el gasto en inversión de bienes de equipo habría continuado creciendo de forma moderada, prolongando la senda de recuperación desde principios de 2013, con un incremento del 1,2% intertimestral, algo inferior al trimestre anterior. El resto de la inversión productiva privada, que se concentra fundamentalmente en construcción no residencial, habría retrocedido respecto al trimestre anterior.

   A su vez, el instituto emisor estima una contribución positiva de la demanda exterior neta al crecimiento intertrimestral del PIB de dos décimas, inferior en todo caso a la del tramo final del año pasado, mientras que su contribución al crecimiento interanual se habría situado en seis décimas, como resultado de una aceleración más pronunciada de las exportaciones que de las importaciones.

 

El Banco de España afirma que esta estimación del PIB entre enero y marzo es "coherente" con sus proyecciones macroeconómicas para los años 2014 y 2015, en las que prevé un incremento de la economía del 1,2% y del 1,7%, respectivamente.

 

Respecto a los mercados financieros, el Banco de España subraya que el proceso de mejoría de las condiciones financieras siguió su curso. Así, se anotaron nuevos descensos de los tipos de interés de la deuda pública, hasta situarse en niveles históricamente reducidos, y de su diferencial con respecto a la deuda alemana.

 

En cambio, apunta que el tono más holgado de los mercados financieros no se trasladó, sin embargo, a los tipos de interés de la financiación crediticia, que repuntaron levemente en el caso del crédito a hogares y permanecieron estables en el de las sociedades no financieras, con lo que en conjunto siguieron siendo elevados para la orientación de la política monetaria.

 

En cuanto al proceso de ajuste fiscal, afirma que la información relativa a la ejecución presupuestaria en los meses transcurridos de este año todavía es escasa y poco representativa, pero destaca que sigue el proceso de consolidación fiscal en las distintas administraciones. Desde la óptica de la oferta, los indicadores sectoriales disponibles apuntan a una senda de reactivación paulatina del valor añadido de la industria y de los servicios de mercado, en tanto que la construcción habría seguido contrayéndose, aunque a un ritmo más moderado.

 

 

 

MEJORÍA DEL EMPLEO

 

En materia de empleo, el Banco de España subraya que en los primeros meses de 2014 se prolongó la mejoría observada en el tramo final del año pasado. Así, el empleo habría aumentado dos décimas en el primer trimestre, una décima más que en la última parte de 2013, si bien en tasa interanual se registró una reducción de puestos de trabajo del 0,3%, sensiblemente inferior al 1,3% del cuarto trimestre de 2013.

 

Igualmente, destaca que la estadística de contratos registrados mostró una generalización del aumento de las contrataciones por duración y tipo de jornada, aunque a un ritmo superior en la contratación temporal y a tiempo parcialEn este sentido, afirma que la reciente entrada en vigor del programa de incentivos a la contratación indefinida mediante la reducción de la cotización empresarial por contingencias comunes (conocida como la 'tarifa de 100 euros') podría generar un incremento de los contratos indefinidos en los próximos meses.

 

De esta forma, anticipa un nuevo repunte de la tasa de ocupación en términos de Contabilidad Nacional por segundo trimestre consecutivo, después de cinco años de retrocesos continuados. Así, el paro registrado siguió descendiendo en los primeros meses del año, lo que, según el Banco de España, puede anticipar una estabilización de la tasa de paro en torno a los niveles alcanzados en el trimestre pasado.

 

Por último, apunta que los indicadores de costes laborales disponibles para el primer trimestre muestran el mantenimiento de las pautas de moderación salarial observadas a lo largo de 2013, con una caída de casi el 1%. El incremento medio de las tarifas hasta marzo se situó en el 0,6%, en línea con lo observado el año anterior.