El Banco de Alimentos de Valladolid ya presume de nuevas instalaciones

Se trata de dos locales anejos de novecientos metros cuadrados cada uno, situados en la calle Vázquez de Menchaca en el Polígono Argales.

Y se hizo la luz en las nuevas instalaciones del Banco de Alimentos de Valladolid, varios meses después de que la Fundación contara con estas dos naves. Este viernes era el momento de la inauguración oficial ante las autoridades, toda vez que por fin estas habían tenido ya su correspondiente acondicionamiento y estaban listas para su uso diario.

 

Así, el presidente del Banco en Valladolid, Jesús Mediavilla, y el recién nombrado cardenal, Ricardo Blázquez, fueron los encargados de tomar la palabra para dar a conocer los detalles de estas dos naves anejas, de novecientos metros cuadrados cada una. La primera se utilizará para el puro almacenaje de comida y su uso inmediato, mientras que la otra tendrá como tarea usos logísticos, como operaciones especiales de recogida o el aparcamiento de vehículos.

 

“Se trata una obra grande para un edificio grande, que expresa la grandeza de corazón de quienes trabajan aquí”, comenzó Blázquez, quien después procedería a la pertinente bendición antes de que Jesús Mediavilla desvelara la placa que demostraba que el también arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española estuvo presente.

 

“Hay que agradecer a los voluntarios y a las instituciones que colaboran con el Banco de Alimentos sus continuas ayudas, sin ellos sería más difícil estar aquí”. No se quiso olvidar de nadie el cardenal, quien también destacó la capacidad de “tender la mano sin humillar a nadie, solo con la idea de ayudar”. Acto seguido se procedió a la bendición de las naves y se guardó un minuto de silencio por el reciente suceso del avión accidentado en Francia, con 51 españoles fallecidos.

 

Cabe destacar que el Banco de Alimentos de Valladolid continúa también con otras dos naves en el Callejón de la Alcoholera y una oficina en la calle Panaderos, todo ello para seguir con la distribución de más de dos millones de kilos de comida que se realizó en 2014, destinados a casi 21.500 personas entre los que había 6.000 niños.