El Banco de Alimentos de Valladolid se dispara para su macro recogida de este viernes y sábado

Almudena Villalba de Carrefour, Jesús Mediavilla del Banco de Alimentos, la atleta Mayte Martínez, Laura del Palacio de Mercadona, José Marcos del Makro, José Antonio Lobato de El Corte Inglés y José Gómez de Eroski. JUAN POSTIGO

El presidente, Jesús Mediavilla, se ha mostrado satisfecho para una nueva edición que contará con al menos 1.200 voluntarios y que espera recaudar 200.000 kilos frente a los 135.000 del año pasado.

LOS NÚMEROS:

 

200.000 kilos se esperan recaudar frente a los 135.000 del año pasado

 

1.200 voluntarios para viernes y sábado

 

92 entidades colaboradoras por el momento, con previsión de 150

 

21.000 beneficiarios de la recogida

 

Se necesitan especialmente leche, aceite y productos dulces como chocolates o batidos.

Poco a poco se va acercando la Navidad, una época de ilusión, optimismo y solidaridad que, en realidad, ya existe durante todo el año en Valladolid. Y si no que se lo pregunten al presidente del Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, quien este martes se ha mostrado más que satisfecho en la presentación de la II Gran Recogida prevista por la institución y que tendrá lugar durante las jornadas de viernes y sábado con una previsión inicial de 200.000 kilos de alimentos.

 

No era esa la estimación que se esperaba para estos dos días, y es que si el año pasado se recaudaron unos 135.000 kilos (95.000 de manera directa y 40 aportados por una campaña aparte de Carrefour) la idea para esta edición era más o menos parecida. Hasta que llegó la respuesta de las instituciones y de la gente de Valladolid. “Nos hemos quedado sorprendidos”, comenzó Mediavilla ante los medios.

 

Y es que las 26 empresas, asociaciones y demás que prestaron su ayuda el año pasado se han convertido este año en 92, todo un récord que demuestra bien a las claras la posición de la provincia frente a la necesidad ajena. “La respuesta de la ciudadanía está siendo impecable”, ha asegurado el presidente del Banco de Alimentos, que se ha mostrado convencido de poder superar las 150 instituciones cooperantes hasta el viernes.

 

“Si tengo que decir una palabra que defina todo esto es solidaridad. Con esta ayuda la crisis apenas se está notando a la hora de trabajar para poder ayudar a la gente”, sonreía Mediavilla, antes explicar que se espera llegar a 21.000 beneficiarios a través de 200 asociaciones y pasar la palabra a la atleta vallisoletana Mayte Martínez, madrina de la campaña.

 

El presidente del Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, y la atleta Mayte Martínez.

 

“Los vallisoletanos somos solidarios, no hay más que ver una respuesta que se incrementa cada vez más y la cantidad de entidades que se van uniendo”, comenzó, emocionada. “Espero que consigamos cosechar kilos y kilos. Ojalá no hubiera necesidad de hacer estas campañas porque nadie pasara hambre. Ahora que soy madre, me aterra que haya quien no tenga para comer”.

 

La campaña contará con unos patrones sencillos. Con cientos de puntos de recogida en toda la provincia –Eroski, Carrefour, Makro, El Corte Inglés y Mercadona como grandes lugares-, cada cual podrá ir aportando sus alimentos no perecederos durante toda la jornada de jueves y viernes. Y ya está. Eso sí, Mediavilla quiso resaltar que hacen falta especialmente leche entera, aceite de todo tipo, cereales, conservas vegetales y de pescado, sopas y caldos y, por último, dulces, esto último con un claro objetivo.

 

“Desde que concluya este sábado la recogida, tardaremos unos veinte días en organizar todo. Para entonces ya estará cerca la Navidad, y me gustaría que los más pequeños puedan disfrutar de chocolates y productos dulces para esas fechas”, concluyó el presidente.