El Banco de Alimentos de Valladolid necesita 1.200 voluntarios para la II edición de la Gran Recogida

Bajo el lema “El hambre no se ve”, la entidad aspira a superar las 95 toneladas de productos no perecederos conseguidos en 2013.

La Fundación Banco de Alimentos de Valladolid ha puesto en marcha una campaña de captación de 1.200 voluntarios para hacer frente a la organización de la segunda edición de La Gran Recogida, que este año tendrá lugar los días 28 y 29 de noviembre bajo el lema “El hambre no se ve. Necesitamos alimentos. Dona y ayúdanos a conseguirlos”.

 

La atleta olímpica Mayte Martínez es la madrina de esta campaña a la que presta su imagen en los carteles que se distribuirán por toda la ciudad (centros cívicos, comercios, universidades, etcétera) tanto para fomentar la participación del voluntariado como para hacer un llamamiento a la solidaridad.

 

La Gran Recogida contará este año en Valladolid con la participación de 40 establecimientos de las cadenas de alimentación Mercadona, Día, El Árbol, El Corte Inglés, Carrefour, Eroski, Makro y Lidl, así como siete estaciones de servicio de Repsol.

 

La Gran Recogida tendrá lugar de manera simultánea en numerosos puntos de España y Europa. Para hacer frente a la organización de este evento en Valladolid es necesario reforzar la plantilla de voluntarios que prestan su ayuda habitualmente al Banco de Alimentos.

 

El Banco de Alimentos de Valladolid se ha marcado el objetivo de superar las 95 toneladas de alimentos conseguidos en la pasada edición de la Gran Recogida. Para conseguirlo se necesitan 1.200 voluntarios que se organizarán en equipos los días 28 y 29 de noviembre en los puntos de recogida de los establecimientos participantes.

 

85.000 VOLUNTARIOS EN TODA ESPAÑA

 

Por segundo año consecutivo, la Federación Española de Bancos de Alimentos organiza en conjunto con los 55 Bancos de Alimentos asociados una Gran Recogida de Alimentos en supermercados, tiendas y grandes superficies en todo el territorio nacional, que se desarrollara los días 28 y 29 de noviembre, prolongándose hasta el 30 en Madrid.

 

Dado el éxito y el volumen alcanzado en la colecta del 2013, en la que  se recogieron en solo un fin de semana 14 millones de kilos de alimentos no perecederos, para esta próxima edición es prioritario seguir contando con el principal activo de la campaña: los voluntarios y la solidaridad ciudadana, con el fin de conseguir 18 millones de kilos de alimentos para llegar a 1,5 millones de personas necesitadas en España.

 

La labor altruista de los voluntarios es esencial en todas las fases de la Gran Recogida, tanto en la recepción de alimentos como después en el recuento, clasificación y distribución de los mismos. De ahí que sin un número suficiente de voluntarios, la Gran Recogida no tendría el éxito que persigue. Las estimaciones apuntan que para alcanzar los objetivos de esta campaña se precisarán 85.000 voluntarios.