Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Balonmano Valladolid entra en Ley Concursal tras no poder hacer frente a los pagos de febrero

Óscar Simón ante los micrófonos en una comparecencia, con Julio Vicente a su derecha y José María Herrezuelo a la izquierda. BORIS GARCÍA

Así lo ha hecho oficial el club este lunes, después de que se presentara formalmente el concurso de acreedores de manera voluntaria.

Ya se intuía algo extraño cuando el presidente del Balonmano Valladolid, Óscar Simón, convocaba este lunes a los medios de comunicación sin dar mayores explicaciones. Enseguida quedó desvelado el misterio. El Cuatro Rayas acaba de entrar formalmente en Ley Concursal, toda vez que este lunes se han tramitado las gestiones necesarias para ello.

 

El club ha emitido el siguiente comunicado acto seguido:

 

“En Junta Directiva celebrada el pasado día 3 de marzo de 2014, se decidió por unanimidad solicitar ante el juzgado de lo mercantil la entrada del Club Balonmano Valladolid en concurso de acreedores, lo cual se ha llevado a efecto en la mañana de hoy. Las causas que han motivado esta decisión han sido la imposibilidad de hacer frente a todos los pagos del mes de febrero y, principalmente, la ejecución por parte de D. Raúl Torres Martín de la sentencia, con el consiguiente embargo de las cuentas bancarias del Club. En este momento comienza una nueva andadura. Esta Junta Directiva continuará trabajando siempre por el presente y futuro del Club Balonmano Valladolid”.

 

Más claro, agua. De esta manera, tal y como ha reconocido el club, comienza una nueva etapa para el Cuatro Rayas, después de que el propio Óscar Simón explicara a los medios el pasado 19 de febrero que “los pagos a la plantilla estaban al corriente” para entonces.

 

Precisamente el directivo dejó entrever la posibilidad aquel día de que Raúl Torres pudiera denunciar al club y solicitar el dinero que se le debía, cosa que ha terminado por suceder.