Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Balonmano Valladolid arranca con fuerza y derrota al Puente Genil (28-18)

El Cuatro Rayas Balonmano Valladolid ha cumplido un doble objetivo en su estreno liguero en Huerta del Rey. Ganar, a un rival directo en su objetivo de la permanencia y, sobre todo, hacerlo con buenas sensaciones. 

Cuatro Rayas Valladolid (13+15): Lamariano (Pérez Verdejo, ps), Porras (3), Lacasa (2), Fernando Hernández (4,2p), Corzo (5,2p), Camino (3), Ávila (-), Peciña (-), Juárez (4,2p), Paco López (2), César Pérez (-), Bozovic (2), Megías (2) y David Fernández (1).
 
18- Ángel Ximémez Puente Genil (8+10): Arguillas (Chirosa, ps), Olea (1), Sánchez Simón (1), Moya (2), Cuenca (2), De la Sierra (6,3p), Demovic (3), Fuentes (1), Mario Porras (-), Muñoz (1), Soto (-), Morales (-), Baena (-) y Moreno (1p).
 
Parcial cada cinco minutos: 1-1, 6-2, 8-4, 10-5, 11-7 y 13-8 (descanso); 13-10, 15-10, 18-13, 21-14, 24-16 y 28-18 (final).
 
Árbitros: Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste (Federación cántabra). Excluyeron dos minutos a Ávila (min.10) y Camino (min.32), del Cuatro Rayas, y a Olea (min.7) y Sánchez (min.35), del Puente Genil.
 
Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de Liga Asobal, disputado en el polideportivo Huerta del Rey ante unos 1.500 espectadores.

El estreno de Nacho González en la máxima categoría junto con su renovado equipo no ha podido ser mejor. Los vallisoletanos salieron muy enchuafados para intentar imponer su ritmo de juego desde el inicio, lo que lograron con facilidad hasta conseguir las primeras distancias en el marcador (10-5 en el minuto 20),  que obligó al técnico del cuadro cordobés a pedir su primer tiempo muerto.

 

Al descanso el marcador seguía siendo amplio (13-8) y esa misma tónica se mantuvo en la segunda mitad pese a las dudas locales que aprovechó el Puente Genil para recortar distancias (13-10). Pero la reacción local fue contundente (21-14) y ya suficiente para caminar hasta la victoria definitiva que permite sumar los primeros puntos de la Liga.