El Balonmano UVa repite errores y cae en Oviedo

Imagen de un partido anterior. TERESA SÁNCHEZ

El conjunto de la Universidad de Valladolid cosechó una nueva derrota tras una mala primera parte (30-24).

CRONISTAR BM OVIEDO (15+15): Suárez, Alonso, Pablo (2), Juan (3), Granda (7), Lada, Rubén (5) –siete inicial- Mon (3), Carlos (9), Ignacio, Gonzalo (1), Ramón, Alberto

 

UVA (8+16): Pablo, Dani Pérez (3), Rogel (4), Pablo (3), Turrado(3), Escudero (2), Iñaki (4) -siete inicial- Alberto p.s.), Fran (2), Miguel Toquero, Ignacio, Sánchez y Joel (6)

 

ÁRBITROS: Fernández Herrero y Rodríguez Valdés, de Asturias. Excluyeron a: Carlos (min 36), Rubén (min 21), Lada (min 39) y Mon (min 16 y 57) por parte del Bm Oviedo y Miguel (min 45), Fran (min 51), Pablo (min 41) y Rogel (min 28 y 59).

 

PARCIALES: 1-1, 5-3, 9-5, 11-5, 11-7, 15-8 -descanso- 17-11, 18-13, 21-16, 23-18, 27-20, 30-24.

 

Incidencias: 11ª. jornada de la liga de 1ª División nacionalPolideportivo Vallobín ante 250 espectadores

Se dice que el ser humano llega a tropezar dos veces con la misma piedra y el único capaz de repetir sus mismos errores. Algo que se puede acoplar a la perfección el equipo universitario. Y es que, una vez más, el equipo de Tinín Alonso volvió a cometer los mismos errores de los últimos encuentros que propiciaron una derrota más en el casillero estudiantil.

 

Comenzaba el partido entre dos rivales de la misma zona de la tabla. Con una ligera ventaja para los locales, el polideportivo Vallobín registraba una buena presencia y, además, ruidosa que iba a estar presente durante todo el encuentro.

 

Con un inicio dubitativo por parte de ambos conjuntos, pronto fue el equipo local el que cogió las riendas del marcador gracias, en gran parte, a una nefasta defensa visitante. Una zaga que daba infinidad de concesiones a su rival en la zona de seis metros en las que su pivote disfrutaba de una gran libertad. Además, la portería local iba a ser la gran protagonista del primer acto gracias a sus 11 paradas, más tres siete metros. Un auténtico muro se levantaba para los ovetenses que llevaba a su equipo siete goles arriba camino de los vestuarios.

 

En la reanudación, parecían comenzar con mejor pie. Más asentados en defensa y con un poco más acierto en ataque permitía acercarse levemente en el electrónico. Pero hay días en los que ni un milagro cambia la tónica de los encuentros y este era una de esas jornadas en las que nada iba a salir bien.

 

Al final, otra derrota más para un equipo que está entrando en una dinámica negativa peligrosa. El sábado que viene, el equipo universitario recibe a Colindres en Fuente la Mora a las 18:30 horas.

Noticias relacionadas