El Balonmano Aula recibe al Adesal Córdoba con los deberes hechos

Raquel de la Cruz intenta un lanzamiento ante Dunay. VALENTÍN G. GARIBAY

Las chicas de Miguel Ángel Peñas, una vez salvada la categoría, vuelven a disputar un partido liguero una vez disputada la Copa de la Reina, un encuentro que se jugará a las 18.00 horas en el Miriam Blasco.

Con la permanencia en el bolsillo tras las tres últimas victorias y después del merecido descanso liguero, provocado por la disputa de la Copa de la Reina el pasado fin de semana, el CD Balonmano Aula Cultural regresa a la Liga para recibir en casa al Adesal Córdoba. Un partido que a principio de temporada era considerado como una auténtica final por tratarse de otro conjunto recién ascendido y que, afortunadamente, se ha convertido en un encuentro donde las chicas de Miguel Ángel Peñas ya no se jugarán tanto ante las cordobesas, salvo los dos puntos en juego.

 

Con la victoria ante el Canyamelar en Valencia hace 15 días y la certeza de que el BM Aula estará una temporada más en la máxima categoría del balonmano femenino nacional, las vallisoletanas reciben a un conjunto cordobés que llega a la capital del Pisuerga con muchas urgencias. Aunque a día de hoy el cuadro andaluz no ocupa puestos de descenso, el Adesal llega a Valladolid con la imperiosa necesidad de sumar algo positivo para no verse envuelto en serios problemas de cara a las próximas jornadas.

 

Sin embargo, enfrente va a estar un equipo castellano que pese a no jugarse la salvación como en el caso del Adesal quiere ganar y llevarse los puntos por muchos motivos. Por un lado, vengarse del severo correctivo que se llevaron del partido en tierras andaluzas, donde el BM Aula Cultural cayó derrotado claramente ante el cuadro cordobés. Por otro, brindar a su afición una nueva victoria como local, la que significaría la cuarta consecutiva en esta liga, para continuar haciendo historia en su debut en la División de Honor Femenina.

 

Precisamente, este es el objetivo del técnico vallisoletano de aquí a final de temporada, seguir creciendo como equipo y pensar en metas mayores. El propio Peñas señalaba en la previa del partido ante el Adesal que “es importante seguir sumando para que este equipo continúe mejorando y poder pensar en otros objetivos, además de asegurar la séptima plaza en la que nos encontramos en estos momentos”.

 

“Estoy seguro que al Miriam Blasco va a saltar un equipo motivado, ilusionado y sabiendo lo mucho que se juega como va a ser el Adesal. El equipo cordobés está metido en problemas y necesita ganarnos para seguir soñando con la salvación. Para ellos, este choque es una auténtica final y no van a perdonar en caso de que nosotros les dejemos. Sin embargo, nosotros tenemos que ganar para confirmar la séptima posición y por qué no, mirar un poco más arriba. Por otro lado, si ganamos, lograríamos la cuarta victoria consecutiva y seguiríamos batiendo récords, algo que está al alcance de casi ningún equipo debutante en la categoría”, señalaba Peñas esta semana.

 

El técnico del CD Balonmano Aula también advertía de que “las jugadoras del BM Aula también quieren vengarse del Adesal por lo ocurrido en el partido de ida, así que no van a llegar al choque relajadas, sino todo lo contrario, con muchas ganas de llevarse los dos puntos y brindar otro triunfo más a la parroquia local”.

 

Salvo Lourdes Guerra, ‘Lulu’, que sigue recuperándose de su importante lesión de rodilla, el resto de jugadoras estarán a disposición de un técnico vallisoletano convencido de las posibilidades de su equipo. Un conjunto vallisoletano que por lo visto esta temporada no está dispuesto a frenar en su sobresaliente progresión. Ante el Adesal Córdoba la mejoría experimentada en las próximas jornadas se tiene que corresponder con otro gran resultado. Unos puntos que pueden hacer soñar a las vallisoletanas con objetivos mucho más ambiciosos.